El Correo
Athletic Club

athletic

Adictos al remate

Aduriz y San José son dos de los mejores goleadores de la Liga.
Aduriz y San José son dos de los mejores goleadores de la Liga. / TELEPRESS
  • El Athletic es el mayor especialista de la Liga en el juego aéreo y uno de los que más centros envía, pero sufre esa dependencia cuando se ve obligado a variar su estilo

El Athletic recurrió a una medida caótica el pasado comingo para salvar un punto en su visita al Levante. El conjunto rojiblanco estuvo a punto de firmar uno de los peores partidos de la temporada hasta que dos zarpazos de Susaeta y San José salvaron el punto necesario para sellar el pasaporte europeo para la próxima campaña. Valverde decidió echar el orden a un lado reciclar al centrocampista navarro en delantero de urgencia, y lo cierto es que la maniobra dio resultado. Aquella remontada exprés, que hirió de muerte al conjunto granota y confirmó la condición ganadora del Athletic bajo cualquier circunstancia, es el reflejo perfecto de la doble realidad que viven los rojiblancos: son los mayores expertos en el remate aéreo, pero dependen en exceso de ellos.

El equipo de Valverde es el que más balones aéreos gana en la Liga (21,8 por partido), con amplia diferencia con sus más inmediatos perseguidores (Eibar, 18,9; y Levante, 18,8). La eficacia de Raúl García, San José, Sabin Merino, Laporte y, sobre todo, Aduriz, le convierte en un conjunto temible en el juego aéreo y en la estrategia. De hecho, el donostiarra monopoliza el juego ofensivo del Athletic. Es la pieza sobre la que gravitan los ataques rojiblancos y uno de los mejores goleadores de Europa. Sería una obviedad decir que los rojiblancos están acusando la ausencia de su delantero, pero lo cierto es que sufren a la hora de cambiar su registro, debido a la falta de un recambio de características similares o de una idea de juego alternativa que mantenga la eficacia.

En los casos en los que ha faltado Aduriz, Raúl García y el lesionado Sabin se han convertido en la principal baza ofensiva del Athletic por alto, más allá de las jugadas de estrategia, en la que San José ejerce un liderazgo absoluto. En el encuentro contra el Atlético, por ejemplo, los rojiblancos buscaron al ex de Osasuna de forma continua para tratar de romper la muralla 'colchonera', que resistió sin dejar fisuras. La reciente apuesta por Borja Viguera y situar a Iñaki Williams como delantero centro no han terminado de convencer al técnico, ya que parecen ir en contra de la naturaleza del conjunto de Txingurri.

De hecho, desde que Valverde regresó en verano de 2013, el Athletic es siempre uno de los equipos que más centros realiza. Profundiza con sus laterales y cuenta con un centrador de garantías como Markel Susaeta. Esta campaña, sin ir más lejos, los rojiblancos envían 23 balones al área desde los costados en cada partido, muy por encima de la media de la competición. Por eso, cuando falta un rematador específico, el equipo debe recurrir a una medida que se sale del manual, como reinventar un central o un pivote defensivo como un 'killer'.