El Correo
Athletic Club

athletic

Por encima de las estrellas

Los jugadores del Athletic celebran por todo lo alto un gol en San Mamés.
Los jugadores del Athletic celebran por todo lo alto un gol en San Mamés. / LUIS ÁNGEL GÓMEZ
  • El Athletic ha mostrado una capacidad sin precedentes para sobreponerse a la marcha de sus figuras más brillantes, hasta el punto de superarse y llegar a competir mejor que con ellas

Resulta habitual y lógico que un equipo se desplome cuando pierde a su principal estrella. No ya por el rendimiento deportivo que este ofrecía, sino porque deja un profundo vacío en el resto de sus compañeros. En esos casos, el liderazgo corre el riesgo de caer en un agujero negro y cuesta un mundo recomponer con rapidez la cadena de poder. Al Athletic le ha sacudido con fuerza el poderío económico de los principales equipos de Europa, que se han llevado a cuatro puntales en sólo cuatro años. El conjunto rojiblanco, sin embargo, ha mostrado una inmunidad sin precedentes a sus sensibles pérdidas.

Javi Martínez - 2012-13

Esta primera pérdida fue la que trajo consigo las consecuencias más palpables. Al desembolso de 40 millones de euros de Bayern de Múnich -el traspaso más caro de la historia de la Bundesliga- se unió un profundo desgaste mental en la última campaña de Marcelo Bielsa y el divorcio de Fernando Llorente con la grada de San Mamés tras su negativa a renovar con el Athletic. El conjunto rojiblanco, que acabó inmerso en la lucha por eludir el descenso -sin grandes disgustos ni tensiones, eso sí-, concluyó la campaña con 45 puntos, en decimotercera posición.

Más grave fue su concurso en las competiciones de eliminatorias, ya que cayó a las primeras de cambio ante el Eibar en la Copa y quedó apeado de la Europa League en la fase de grupos. Sus rivales, más allá del Lyon, no debieron suponer ningún gran contratiempo para la maltrecha tropa de Bielsa, que sólo lograron cinco puntos ante el Sparta de Praga y el modesto Hapoel Kiryat Shmona.

La ausencia de un líder carismático -Aduriz acababa de volver del Valencia y la falta de sintonía del vestuario con el técnico era evidente- y el trajín que arrastraba la plantilla tras un curso intenso y agotador con la disputa y mazazo de dos finales perdidas dibujaron un Athletic gris y desalmado, que necesitaba con urgencia un cambio de rumbo. Desde entonces, sin embargo, los rojiblancos desarrollaron una especie de coraza que les protege de la marcha de sus grandes figuras, por muy traumáticas que parezcan en un principio.

Fernando Llorente - 2013-14

A pesar de que el riojano hizo efectiva su salida en verano de 2013 al marcharse libre a la Juventus, su ausencia y pérdida de protagonismo comenzó la temporada anterior. Aritz Aduriz explotó como el delantero total que es hoy en el primer año de Ernesto Valverde en su nueva etapa. Sin competición europea de por medio, los rojiblancos mostraron un poderío físico abrumador que les condujo a la Liga de Campeones. En la Copa cayeron apeados por el Atlético en cuartos, aunque mantuvieron las expectativas de colarse en semifinales hasta el final. La fortaleza que mostraron Mikel Rico e Iturraspe resultó capital para levantar los cimientos de uno de los equipos que mejor compiten en Liga.

Ander Herrera - 2014-15

El Athletic perdió a su futbolista más creativo en una de sus temporadas más ilusionantes de sus últimos años, con la disputa de la Champions como principal atractivo. A pesar de la sensible baja del 'red devil', que hizo las maletas por 36 millones, los de Valverde mantuvieron la firmeza y volvieron a dar un paso a levantarse para alcanzar una nueva final de Copa. Beñat comenzó a parecerse al jugador que deslumbró en el Betis, Aduriz mantenía su desafío con las leyes de la lógica y emergieron nuevos pilares como San José y un De Marcos cada vez más incisivo. A pesar del chasco inicial que supuso caer en la fase de grupos de la Liga de Campeones y tropezar con el Torino en la Europa League, el Athletic volvió a sobreponerse a una baja que se antojaba decisiva.

Aymeric Laporte - 2016-17

Más allá de qué hará el Athletic con otros 50 millones de euros en la caja, todo parece indicar que Valverde optará por la pareja Etxeita-Bóveda, tal y como ha hecho en esta recta final de temporada. Sin embargo, los rojiblancos necesitarán que otros componentes de la plantilla den un paso al frente para llenar el vacío del carismático y prometedor Laporte. Es obvio que Aduriz, San José y Raúl García mantendrán la combatividad del equipo y asumirán el mando del vestuario, más si cabe tras la retirada de Carlos Gurpegui. No obstante, hombres como Iñaki Williams y Beñat, entre otros, deberán adquirir cada vez más peso para relanzar al Athletic