El Correo
Athletic Club

athletic

Un vestuario conmovido

fotogalería

Nadie quiso perderse el adiós de Carlos Gurpegui. / IGNACIO PÉREZ
  • Desde Iribar hasta Williams y Lekue, nadie quiso perderse el adiós de Carlos Gurpegui, el mejor reflejo de que el simbolismo del capitán trasciende de cualquier tiempo

Observar el rostro de José Ángel Iribar, el hombre que más partidos ha disputado en la historia del Athletic (614 encuentros en 18 temporadas) durante la rueda de prensa de despedida de Carlos Gurpegui refleja a la perfección la envergadura del capitán rojiblanco en el club y en el vestuario. El antiguo guardameta, uno de los principales embajadores de la entidad Ibaigane a nivel deportivo e institucional, no quiso perderse el anuncio de retirada del central. Fue el pequeño homenaje y señal de respeto del legendario portero a alguien que, como él, no vistió otra camiseta que la del Athletic y se convirtió en todo un emblema.

Iribar tomó posición en un costado de la sala de Prensa, que se quedó pequeña para despedir a un símbolo rojiblanco. Mantuvo su gesto sobrio, serio, y escuchó de pie al capitán, que colgará las botas de manera definitiva tras el choque contra el Sevilla este sábado (19.30). A su lado estuvo Joseba Etxeberria, quien probablemente esté también en su último mes en la estructura del Athletic por su deseo de labrarse una carrera como entrenador por su cuenta. Nadie quiso perderse el adiós de Gurpegui en Lezama, abarrotado por multitud de aficionados, compañeros y antiguos colegas de vestuario.

A pesar de que el capitán consiguió reprimir las lágrimas durante su conmovedora comparecencia, el resto de los futbolistas no pudo contener la emoción. Sus caras comenzaron a transmitir la añoranza que sentirán desde este mismo fin de semana, cuando el principal referente de la caseta se tome un descanso lejos de los terrenos de juego y del club. Parecía que comenzaban a digerir la marcha de Gurpegui durante su discurso. Hasta hoy, de hecho, el central no ha querido acaparar la atención y quitaba hierro a su marcha cada vez que cualquiera le abordaba esta cuestión, ya fuera un amigo del vestuario, un hincha o los medios de comunicación.

Todos los actuales jugadores del Athletic, como Aduriz, San José, Iago Herrerín, Iraizoz, De Marcos, Muniain y Williams, entre otros muchos, mantuvieron un solemne silencio durante la intervención del capitán, hacia quien sienten un profundo respeto. También estuvieron antiguos compañeros del central, como Lacruz y Pablo Orbaiz, que se acercaron a Lezama para presenciar su despedida como futbolista. Desde Iribar hasta Williams y Lekue, todos quisieron compartir con él uno de sus momentos más señalados emotivos, síntoma de que el simbolismo de 'Gurpe' trasciende de cualquier tiempo.