El Correo
Athletic Club

athletic

La semana clave de Laporte

Laporte se encuentra en la recta final de su recuperación.
Laporte se encuentra en la recta final de su recuperación.
  • El jugador se sentará a escuchar la oferta del Athletic, tendrá el alta médica y aguarda que el City venga con su cláusula de rescisión

Aymeric Laporte arrancó ayer una de las semanas más importantes de su vida. En los próximos días tendrá sobre la mesa una oferta del Athletic para mejorar su contrato, el alta médica a su lesión de peroné y la propuesta del Manchester City para depositar en la Liga Profesional los 50 millones de su cláusula de rescisión. Son días, por tanto, de gran riesgo para el club rojiblanco, que puede quedarse sin su jugador de mayor cartel mundial.

El Athletic es consciente de que el interés del Manchester City por el central es real. Los ingleses van a colocar al central de Agen una oferta de cinco temporadas a cambio de 11 milllones brutos por cada una de ellas. En neto serán alrededor de 7,5 millones, el triple de lo que gana hoy en Bilbao. Bajo esta perspectiva, el club se encuentra en una posición muy delicada de cara a conseguir su objetivo de que siga en Bilbao. Igualar la oferta del City se antoja imposible para Ibaigane. La oferta más alta que ha presentado Josu Urrutia a un jugador son los cinco millones netos rechazados en su día por Fernando Llorente. Es casi seguro que le planteará ser el mejor pagado, por encima de los 3,5 millones de Raúl García.

El viernes pasado el club se puso en contacto con el defensa y le emplazó a una cita esta misma semana. Ayer aún seguía sin fecha. La entidad adelantó al jugador que hará un esfuerzo por retenerle y que le presentará una oferta de mejora de contrato para que así sea. El futbolista se sentará y escuchará. Las personas que le rodean y él mismo tienen muy claro que en caso de salida debe ser con una actitud elegante y que, por tanto, debe dar a Josu Urrutia la oportunidad de presentarle su proyecto económico y deportivo.

La junta directiva rojiblanca maniobra a contrarreloj. Su estrategia pasará por desplegar todo su poder de convicción en tres frentes, el económico, el del proyecto deportivo y el sentimental. Intentará mezclar estas tres cuestiones para retener a una de sus piezas más codiciadas e imprescindibles.

El galo afronta la última fase de recuperación de la lesión de peroné que sufrió a finales de marzo. El central ha trabajado de forma concienzuda en Lezama y espera recibir el documento que acredite su alta médica en la segunda mitad de la semana. El contratiempo físico hizo que el City extremara las precauciones, pero en ningún caso disminuyó su interés por el central. Eso sí, le someterá a un exhaustivo reconocimiento médico. Pese a que Laporte aún tiene tres años de contrato con el Athletic, lo puede pasar legalmente. Sólo necesita anunciar a su club que el City se dispone a presentar en la Liga Profesional su cláusula. En cuanto tenga el o.k. de sus servicios médicos, el club de la Premier llegará con los 50 millones.

Pep Guardiola ha apremiado a su nuevo equipo a realizar una importante inversión en el mercado. Puede alcanzar los 250 millones de euros. El libro de ruta comienza a cumplirse. Ya se ha cerrado la compra de Gundogan al Borussia Dortmund por 25 millones. Era la primera operación demandada por el entrenador catalán. Los siguientes en la lista son los centrales Stones (Everton) y Laporte.

Otros pretendientes

Con el primero de ellos hay un punto de incertidumbre porque Jose Mourinho se ha entrometido en la operación y puede encarecerla. Con Laporte, Guardiola tiene la competencia del Athletic. El Barcelona, que lo ha tenido durante años en su lista de futuribles, asume que no dispone de liquidez económica para una operación de esta envergadura y se ha retirado de la lucha.

Laporte tiene dos equipos detrás y se encontrará con dos ofertas encima de la mesa. Será el momento de la decisión final, de la que marcará su carrera. Aunque el Athletic le seduzca mucho, a estas horas la opción inglesa parece tener más opciones.