El Correo
Athletic Club

fútbol

El equipo con menos pólvora a domicilio

Williams, que erró una gran oportunidad el sábado, lucha con Umtiti.
Williams, que erró una gran oportunidad el sábado, lucha con Umtiti. / LUIS ÁNGEL GÓMEZ
  • El Athletic solo ha marcado siete goles fuera de casa, los mismos que el Sporting; hace casi 30 años que no firmaba un registro más pobre

El Athletic presenta uno de los registros más pobres de la Liga a la hora de marcar a domicilio. No andan finos de puntería los hombres de Ernesto Valverde lejos de San Mamés, como se demostró en varias ocasiones en la derrota del sábado en el Nou Camp, con Raúl García y Williams como protagonistas. Se encuentra la tropa de Txingurri en la posición de colista de esta particular clasificación artillera en la competición de la regularidad. Ha anotado el conjunto vizcaíno tan solo siete goles en diez encuentros, los mismos que un Sporting deprimido, que a pesar del cambio de entrenador huele a Segunda División. Y el último de esos tantos se registró a finales de noviembre, hace más de dos meses, cuando los vizcaínos cayeron ante la UD Las Palmas (3-1). Se debe echar la vista atrás varias temporadas, hasta finales de la década de los ochenta, para encontrar una campaña con menos productividad a estas alturas de la temporada, con 21 jornadas consumidas: ocurrió en el curso 1989-90, cuando la escuadra que arrancó el ejercicio con Howard Kendall y lo terminó con Txetxu Rojo solo había celebrado cinco dianas sin el manto protector de La Catedral. Y, además, en aquella ocasión, los bilbaínos acumulaban un encuentro más a domicilio que en la actualidad: once.

Que este Athletic llora como visitante es una cuestión conocida. No encuentra el modo, el método, la fórmula, para volver a ganar fuera de casa. El último triunfo de los rojiblancos se produjo el 24 de septiembre, en Granada, en un encuentro en el que se anotaron dos de los siete tantos que luce en el casillero de los goles a domicilio. Uno lo logró Laporte y el otro lo consiguió Raúl García, que el sábado pudo inaugurar el marcador en el Camp Nou nada más empezar pero se encontró con el palo. Es el navarro el máximo goleador del Athletic a domicilio, con tres tantos. Luego aparecen el central francés, Aduriz, Sabin y Viguera, que marcó al Sporting; todos con uno.

No es la primera vez que el Athletic de Valverde padece este mal. Hace dos campañas, en la 2014-15, también lucía siete dianas en la jornada 21 de la Liga, pero entonces se había jugado un encuentro más a domilicio. Eso sí, la diferencia entre la eficacia en casa y fuera no era tan abultada como en la actualidad. Entonces, esos siete goles significaban casi el 40% del total (7 de 18), mientras que en la actualidad son poco más del 25% (7 de 26). Vamos, que los bilbaínos se sostienen en la clasificación gracias a sus actuaciones como anfitrión.

Cuatro duelos sin ver puerta

También en el curso 2000-01, el Athletic mostraba siete tantos a domicilio en su casillero a estas alturas, también alcanzada la jornada 21 con un viaje al Camp Nou. En esa temporada, como ahora, San Mamés se convirtió en un bastión con 22 tantos acumulados como local. Y se llega a esa campaña 1989-90, con tan solo cinco tantos fuera de su hogar (el 25% del total): uno en Tenerife; otro en Gijón; dos en Sevilla; y otro en Valladolid. Se quedó sin marcar entonces en siete encuentros, ahora le ha ocurrido en cuatro (Barcelona, Leganés, Betis y Espanyol).

Y en Europa tampoco es que la puntería sonría. El cuadro rojiblanco, que en diez días retomará la segunda competición continental con la visita del Apoel a Bilbao, se quedó sin perforar el marco rival en Sassuolo y también en Genk. En cambio, sí anotó en Viena, por medio de Saborit, el mismo hombre que marcó en el adiós de la Copa del Rey en el Camp Nou. Sin puntería a domicilio; lejos quedan aquellos cursos con 17 goles en este momento del curso (2001-02) o 16 (2002-03)... El próximo desplazamiento, por cierto, será a Mestalla, donde la afición está en guerra.

Temas

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate