El Correo
Athletic Club

Athletic

Urrutia dice que la final no se hubiera jugado en San Mamés, «ni aunque hubiera llegado el Athletic»

video

Josu Urrutia, durante la rueda de prensa. / Fernando Gómez

  • El presidente rojiblanco reitera que aún es pronto para hablar de la renovación de Valverde y señala que «no hay un plan»

Josu Urrutia ha indicado este martes en Ibaigane, en su habitual comparecencia ante los medios de comunicación, que la final de Copa no se podía jugar en San Mames de ninguna forma, «ni aunque hubiera llegado el Athletic», por el concierto de Guns N’Roses el 30 de mayo. Del mismo modo, ha recordado que las decisiones sobre el campo se toman, de forma consensuada, en San Mamés Barria y ha eludido pronunciarse sobre si el hogar rojiblanco acogerá un duelo decisivo del torneo del KO en un futuro próximo. «Lo veremos. Tampoco tenemos que tener tanta prisa. Mañana no sé lo que sucederá».

Por cierto, no ha querido opinar sobre las palabras del lehendakari Iñigo Urkullu, que dijo que «sería extraordinario» que La Catedral acogiera la final y también ha reiterado, como ya lo hizo en el comunicado publicado el viernes, que no recibió ninguna llamada del Alavés. «No tengo ningún problema en que me metan en algún jardín si es verdad. Tengo el mismo teléfono desde hace mucho tiempo. Es muy fácil encontrarlo. No estaba en ningún sitio raro, estaba en Ibaigane entregando insignias a los socios. No tengo llamada perdida, ni mensaje, ni whatsapp, ni correo electrónico», ha defendido.

En este sentido, Urrutia, que no ha querido ofrecer su opinión sobre si le hubiera gustado que la final se hubiera disputado en Bilbao, ha echado la vista atrás y ha dicho que la dirección general del Athletic se puso que en contacto con el Alavés para explicarles que era imposible abrir San Mamés para el duelo contra el Barça, y que en esa conversación, el presidente albiazul, no comunicó a su interlocutor rojiblanco el hecho de que no hubiera respondido a las llamadas. De ahí que el excapitán haya mostrado su sorpresa por el comunicado de los vitorianos, en el que se decía que no había descolgado el teléfono cuando se le había llamado. Y esa fue su reacción también cuando la secretaria del Alavés contactó con su secretaria, en lugar de mantener una conversación directa entre dirigentes, como ha dicho, sucede con Cerezo, y Tino Fernández, por ejemplo, u otros presidentes.

Otro de los temas tratados ha sido la continuidad de Valverde al frente del Athletic, con un contrato que expira el 30 de junio. Ha dicho que sabe que «tienen una conversación pendiente», que se producirá «en un mes y medio o dos meses», y que no existen un «plan B» por si Txingurri decide dejar el club. Asimismo, ha dicho que no está más «inquieto» que en pasadas temporadas por la decisión que tome el entrenador de Viandar de la Vera. Y ha relacionado la renovación de Gorka Iraizoz con la del cuerpo técnico. Esto es, serán el preparador que dirija el equipo el próximo curso el que decidirá si se prolonga la relación con el navarro.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate