El Correo
Athletic Club

nuevos altercados

Dos heridos en los incidentes entre radicales junto a San Mamés

fotogalería

Un seguidor chipriota, herido. / Luis Calabor

  • Ultras del Athletic y el Apoel se lanzaron botellas y se intercambian insultos en unos altercados en lo que intervino la Ertzaintza. Dos agentes sufrieron contusiones y tres personas fueron detenidas. Ya han sido liberadas y hoy se someterán a un juicio rápido

Al menos dos personas resultaron heridas en los accesos a San Mamés, donde radicales del Athletic y el Apoel se enfrentaron con el lanzamiento de botellas y el intercambio de insultos, minutos antes del partido de esta noche de la Europa League. La Ertzaintza se vio obligada a intervenir. Dos de sus agentes resultaron contusionados y tres personas fueron detenidas por atentado contra la autoridad. Según el departamento vasco de Seguridad, dos de los arrestados fueron puestos en libertad anoche, mientras que el tercero lo ha hecho a primera hora de esta mañana, todos ellos con la obligación de presentarse ante la autoridad judicial este viernes para someterse a un juicio rápido acusados de desórdenes y atentados.

Los hechos se produjeron en la calle Felipe Serrate a las 19.40 horas. Mil aficionados del Apoel llegaban al estadio desde la plaza Moyua escoltados por un amplio despliegue de la Ertzaintza; en el camino, ya profirieron insultos y «lanzaron botellas a los transeúntes», según informaron fuentes del Departamento de Interior del Gobierno Vasco.

MÁS INFORMACIÓN

  • Un hincha del Apoel, herido en los incidentes registrados el miércoles en Bilbao

La marcha estaba encabezada por ultras chipriotas. Radicales del Athletic les esperaban. Hubo intercambio de insultos y de lanzamiento de botellas. Los agentes de la Policía vascaintervinieron con alguna carga para conducir a los chipriotas al estadio, en el que entraron alrededor de las 20.00 horas.

Los incidentes continuaron más tarde en la puerta de acceso a San Mamés de los aficionados del APOEL, que se saldaron con dos agentes contusionados y «tres varones detenidos por atentado a los agentes de la autoridad».

Medidas de seguridad previas

La Ertzaintza trató de evitar sobresaltos con un fuerte dispositivo que se había desplegado para controlar en todo momento a la afición visitante.

La Policía vasca siguió a los grupos de chipriotas desde su salida del hotel, pasando por la plaza Moyua, hasta las inmediaciones de San Mamés, donde se produjeron nuevos altercados minutos antes del encuentro que corresponde a los dieciseisavos de final de la Europa League.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate