El Correo
Athletic Club

«Los ultras del Apoel tienen ansias de revancha», advierte la Policía chipriota

fotogalería

Imagen de los incidentes ocurridos en el partido de ida. / Manu Cecilio

  • Escoltará a los alrededor de 200 hinchas del Athletic y les pide que no muestren en Nicosia «prendas rojiblancas»

«Los ultras del Apoel tienen ansias de revancha». Este es el inquietante aviso que ha enviado la Policía chipriota a la Ertzaintza de cara al partido del Athletic del jueves en Nicosia y que la Policía autónoma ha hecho público. Este periódico refirió el lunes que había inquietud entre el cuerpo policial vasco por lo que podría suceder en la isla mediterránea. El nivel de alerta ha subido este martes de manera brusca tras la comunicación con los agentes del país anfitrión.

El mensaje tiene una gravedad con niveles pocas veces vistos. Llegó apenas unas horas antes de que 200 seguidores rojiblancos comiencen su viaje hasta el Mediterráneo oriental. Las Fuerzas de Seguridad chipriotas advierten de las «ansias de revancha de los ultras del Apoel», de que la situación en Nicosia «es tensa», anuncian la poco usual medida de escoltar a los aficionados desde sus hoteles hasta el campo y les piden «que no utilicen prendas rojiblancas» por las calles. El riesgo de ataques es alto.

Lo que alimenta la profunda animosidad de los radicales locales es lo sucedido en Bilbao la pasada semana. Hubo un herido chipriota en una trifulca en la noche del miércoles junto al teatro Arriaga. En el mismo participaron en torno a 40 radicales rojiblancos y ocho visitantes.

En Chipre no hay dudas de que se trata de un ataque planificado por parte de radicales vascos y hay temor a una respuesta violenta. Dos policías chipriotas viajaron a Bilbao y mantuvieron una estrecha colaboración con sus colegas vascos.

Hubo incidentes también el día del partido cuando ultras de los dos equipos se enfrentaron en la explanada situada frente a San Mamés. Se lanzaron botellas y se intercambiaron insultos, lo que obligo a cargar a la Ertzaintza.

El balance fue de tres contusionados (dos ertzainas y un agente de seguridad el estadio), un chipriota herido por un golpe en la cabeza, tres radicales visitantes detenidos y uno de ellos expulsado del campo por provocar a los responsables de seguridad.

Durante el partido, el núcleo de los problemas se trasladó a las gradas ocupadas por los chipriotas, desde la que se lanzaron vasos y líquidos a los aficionados vascos sentados en la tribuna que está debajo de ellos.

Entre los 1.500 hinchas del Apoel en Bizkaia se detectó a cerca de 200 definidos como violentos.El hecho de que uno de sus cánticos más empleados fuera el de «Puta Bilbao» genera que aumente la alerta sobre lo que puede suceder.

Dos ertzainas con la expedición

El Athletic estará acompañado por alrededor de 200 aficionados. Cerca de 100 van con la expedición oficial del club, que parte a las ocho de la mañana de este miércoles y que ha debido fletar un avión de mayor capacidad por la demanda. Otros 45 viajan vía Milán y hay tercer grupo de en torno a 30 que lo hace por Múnich. A ellos hay que unir los que llegarán a Nicosia por su cuenta y los que viven en la isla. No se ha detectado que entre ellos haya radicales.

La Ertzaintza desplaza a dos agentes. Es habitual que lo haga, pero depende tanto del número de seguidores como del riesgo. Esta misma campaña no hubo policías vascos en el primer duelo europeo, en Reggio Emilia ante el Sassuolo. Entonces, acudieron a Italia 400 hinchas. El argumento empleado para no enviarles fue que no había ninguna alarma de seguridad. Ahora, con la mitad de seguidores, viajan dos agentes con el equipo, a los que se une el responsable de seguridad de la entidad.

La habitual escolta policial al equipo y la extraordinaria que tendrán los aficionados significará que los únicos sin protección llegados desde Euskadi serán los periodistas, a quienes Josu Urrutia expulsó de la expedición oficial.

El GSP Stadium tiene un aforo 22.859 espectadores, pero ante el Athletic tendrá una limitación de 1.000 localidades menos en uno de sus fondos por una sanción de la UEFA por incidentes.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate