El Correo
Athletic Club

El Athletic prescinde de uno de sus fotógrafos tras ser multado por dar cerveza a un aficionado

El fotógrafo multado trabajaba para el Athletic
  • Antiviolencia ha propuesto una sanción de 3.001 euros para el reporte implicado

El Athletic ha prescindido del fotógrafo que tenía contratado para captar imágenes de partidos desde el césped después de que la Ertzaintza le abriera un expediente por suministrar una lata de cerveza a un aficionado situado en la grada Íñigo Cabacas durante el partido del pasado domingo ante el Granada, según ha podido saber EL CORREO. El caso ha supuesto al reportero una propuesta de multa de 3.001 euros, comunicada el jueves por la Comisión Nacional Antiviolencia.

El fotógrafo es un varón que trabaja desde hace años para el club como reportero gráfico a pie de césped en condición de colaborador y sin estar en la nómina del club. Suyas son las imágenes de los partidos que se publican en la web de la entidad. Una fuente de Ibaigane admitió que «tuvo un problema el domingo» mientras otra resaltó que ese mismo día «dejó de trabajar para el club». El reportero fue interceptado por la Ertzaintza, que es la que realizó el expediente por el que ahora se le sanciona.

Este jueves se formalizó el contrato del nuevo fotógrafo. Fuentes del club insistieron en que se «hablaba con el nuevo desde hace tiempo». Este periódico llamó y envió mensajes al afectado para conocer su versión, pero no recibió respuesta.

El fallo de Antiviolencia recoge que «un fotógrafo que, desde su posición, es observado por las cámaras de seguridad cuando pasa una bolsa de plástico que contenía una lata de cerveza a un aficionado situado en su localidad del sector 110 del estadio». El hincha al que suministró la bebida ha sido castigado con 600 euros por consumirla. Su sanción es menor porque no la introdujo él en el estadio.

El consumo de alcohol en los campos de fútbol está terminantemente prohibido en las gradas, aunque no en las zonas VIP. Los periodistas que acceden a San Mamés son registrados por miembros de la empresa de seguridad contratada por el club y no pueden introducir bebidas graduadas. También hay una vigilancia especial sobre los espectadores que acceden a la grada de animación. Es especialmente grave que una persona con vinculación con el club suministre cerveza a los espectadores.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate