El Correo
Athletic Club

Con el traje de casa para acercarse a Europa

Jugadores del Athletic se entrenaron ayer por última vez en Lezama, y a puerta cerrada, antes de enfrentarse esta noche al Málaga.
Jugadores del Athletic se entrenaron ayer por última vez en Lezama, y a puerta cerrada, antes de enfrentarse esta noche al Málaga. / Manu Cecilio
  • El Athletic está obligado a superar hoy al Málaga para colocarse séptimo y seguir con su carrera continental

Solo tres días después de la injusta derrota en el Sánchez Pizjuán, donde el Athletic hizo méritos más que suficientes para regresar a casa con algo positivo, los hombres de Ernesto Valverde reciben esta tarde al Málaga con el imperativo de sumar los tres puntos y seguir así cerca de las posiciones europeas. Una victoria permitiría a los rojiblancos colocarse séptimos y mantenerse a cuatro puntos del Villarreal, sexto, que sufrió ayer para imponerse al Espanyol, otro de los equipos implicados en la lucha por una plaza contienental. Los bilbaínos se verán las caras con un rival que llega con dos días de descanso más –los andaluces jugaron el martes y perdieron con el Betis (1-2)– y son conscientes de que solo les vale el triunfo si pretenden continuar cerca del último objetivo de la temporada. «Pensamos que Europa rondará los 60 puntos», avanzó Txingurri, quien advirtió de que los duelos con los malaguistas «son partidos calientes».

No se le olvida al técnico que en dos de los últimos tres encuentros contra el conjunto de La Rosaleda hubo que competir desde bien pronto en inferioridad numérica. El año pasado Mikel San José fue expulsado en San Mamés (m.18) y este curso Mikel Balenziaga vio la roja por revolverse en el suelo y amagar con agredir a un contrario (m.36). «Ahí nos tenemos que calmar. Son partidos calientes y lo que queremos es tener tres puntos más», advirtió Txingurri, quien espera a un rival replegado y sólido atrás. «La derrota contra el Betis les ha hecho daño y vienen en estado de necesidad. Ellos tratan de rearmarse desde el punto de vista defensivo. A partir de la táctica –subrayó– consiguen los resultados y lo priorizan a ser vistosos». La tropa del Gato Romero está en la parte baja de la tabla, a siete puntos del descenso, pero no puede descuidarse si quiere seguir tranquila y lejos de la franja roja.

Tampoco el Athletic está para regalar nada y una vez más deberá arreglárselas sin gente tan importante como Aduriz y De Marcos, lesionados, aunque la buena noticia la protagoniza Laporte, recuperado para la causa y listo para competir. En la convocatoria facilitada ayer por Valverde también aparecen los ‘tocados’ Lekue, Balenziaga y Beñat, aunque este último lo tiene bastante complicado para ser de la partida. El viernes las «sensaciones no eran buenas», confesó el entrenador rojiblanco, por lo que su concurso está bajo los signos de interrogación. Tampoco podrá contar con Kepa y Sabin Merino –de la maltrecha pierna del atacante no quiso decir nada–, mientras que descartó por decisión técnica a Eraso y a Etxeita.

En defensa de Williams

Como suele ser habitual, Valverde no quiso dar pistas sobre el once y solo se permitió una pequeña licencia al insinuar que Susaeta sería titular. Defendió una vez más a Williams como delantero centro a pesar de que el canterano está muy desacertado de cara al gol. «Nos puede dar cosas y nos da», dijo diplomático, además de deslizar que baraja «varias posibilidades» de cara al choque de esta tarde. El caso es que al Málaga le sienta bastante bien competir en San Mamés, donde solo ha perdido dos veces en sus últimas siete visitas. Pero nada de esto debe frenar a los rojiblancos, que son conscientes de que fallar no es una opción. Valverde verbalizó ayer por primera vez que serían necesarios 60 puntos para sellar una nueva clasificación europea, aunque deslizó que los puestos son susceptibles de encarecerse. «Podrían ir un poco más arriba, pero luego todo tiende a igualarse», acotó. Hoy toca un nuevo examen, y no piensa suspenderlo.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate