El Correo
Athletic Club

Un derbi a pedir de boca

  • El Athletic, serio y concienzudo, rompe su nefasta racha a domicilio en Anoeta con una merecida victoria en el derbi que le impulsa en la Liga

Casi seis meses después, cuando la última victoria fuera de casa en un partido de Liga se antojaba casi un bello recuerdo del último verano, el Athletic volvió a vencer lejos de San Mamés. Por esas cosas del fútbol que nadie entiende ni falta que hace, el lugar del triunfo fue el mejor posible y, desde luego, uno de los más complicados: Anoeta. Los rojiblancos salieron del estadio donostiarra como Popeye después de un atracón de espinacas, con un subidón cuyas consecuencias pueden ser decisivas en lo que resta de temporada.

Basta con observar la tabla clasificatoria, donde los tres puntos de ayer cambian radicalmente las perspectivas del equipo de Valverde. Ya no se trata de suspirar por el séptimo puesto en la confianza de que el Alavés no asalte los cielos en la final de Copa, sino de entrar a brazo partido en la pelea por el quinto y el sexto puesto. Que no deja de ser el objetivo natural de este Athletic.

El derbi venía precedido de unas de esas paradojas cuyos efectos sólo entienden los aficionados al fútbol, es decir, la gente acostumbrada a transitar de puntillas por los sinuosos caminos del azar. Precisamente porque todo estaba en contra de los bilbaínos –su mala racha en estos duelos vecinales, la calidad del fútbol de la Real, la distancia que les separaba en la clasificación, los agónicos problemas de cara a gol a domicilio, etc.–, había poderosas razones para confiar en su victoria. Y así sucedió. El Athletic compitió con una gran convicción desde el pitido inicial y encontró lo que en tantos y tantos otros partidos fuera de casa no ha encontrado: dos futbolistas que le subieran a hombros. Lo hizo Raúl García en la primera parte e Iñaki Williams en la segunda. El joven delantero rojiblanco no pudo celebrar mejor su centenario. En el minuto 56, marcó el gol que finiquitó el derbi aprovechando un regalo de Odriozola y fue una pesadilla para toda la defensa realista con su despliegue. Seguro que a Valverde se le afiló el colmillo pensando en el futuro próximo. Y es que con un Williams bien enchufado y mínimamente acertado cara a gol, el equipo entra en otra dimensión.

El Athletic, que también disfrutó de un Kepa en forma después de dos meses en el dique seco, creció desde el pitido inicial a partir de una evidencia: la de que su presión adelantada provocaba un cortocircuito permanente en el juego txuriurdin. Obligados a comenzar sus jugadas con un saque largo de Rulli, los donostiarras no tardaron nada en perder el hilo. De su incomodidad se aprovechó un Athletic que se siente a gusto en los partidos que se orientan hacia un duelo físico, de carreras y disputas, de un cierto frenesí. Desde luego, mucho más gusto que la Real de Eusebio, un grupo que necesita más control, más ‘finezza’. La lluvia, que en Anoeta siempre parece caer fuerte y racheada, era también un aditamento que agradecían los rojiblancos, quienes se encontraron muy pronto ante su examen decisivo. El del gol, por supuesto. Eran ya cinco partidos consecutivos sin marcar fuera de San Mamés, una estadística que ningún equipo serio puede permitirse sin un cierto rubor.

Williams en el minuto 8 y, sobre todo, Raúl García en el 16 y en el 19 estuvieron cerca de abrir el marcador. El Athletic comenzaba a poner su pica en Anoeta ante una Real confundida que sólo creaba peligro en acciones aisladas. Juanmi obligó a Kepa a realizar una buena parada pasada la media hora, cuando los rojiblancos ya iban por delante en el marcador después de que Raúl García convirtiera un penalti tonto de Xabi Prieto a Yeray. Rulli estuvo cerca de pararlo, pero ya se sabe que el equipo de Valverde es ahora implacable desde los once metros. Tras años buscando un lanzador hasta debajo de las piedras, Aduriz y Raúl García se están saliendo: 9 de 9 en los que se lleva de temporada.

La segunda parte comenzó emitiendo señales preocupantes para el Athletic, al que la Real encajonó en su campo. Hasta entonces borrosos, comenzaron a aparecer Illarramendi, Vela, Oyarzabal o el prometedor Odriozola desde el carril del dos. A los rojiblancos no les quedó otro remedio que escampar y supieron hacerlo sin difuminarse del todo en ataque. A ello contribuyó un Lekue muy dinámico que anuló la baza de Berchiche en el juego ofensivo donostiarra y, sobre todo, Williams. Su aportación fue clave. No sólo al marcar el 0-2, sino al desatarse después de ese gol que rompía su mala racha de cara a puerta.

La Real lo intentó como pudo, tirando de orgullo. Su problema es que siempre estuvo incómodo, sin reconocerse del todo y sin metabolizar como es debido la baja de William José. Su gran oportunidad de engancharse al partido fue un gol que el árbitro anuló a Navas en el minuto 69, una jugada dudosa –como lo fue un penalti de Berchiche a Raúl García en la primera parte– que acabó de rematar a los donostiarras. Ya no pudieron hacer daño a un Athletic muy bien puesto que, con Williams provocando incendios por todo el frente de ataque, pudo aumentar el marcador en un par de acciones de Aduriz, que había entrado al campo a la hora de juego en lugar de un desaparecido Muniain. Los pupilos de Valverde celebraron el triunfo a lo grande sobre el césped. Seis años después ­y también en una matinal­ volvían a ganar en San Sebastián. Si entonces aquella victoria marcó un antes y un después para la tropa de Bielsa, quién sabe si ésta también lo marcará para la de Valverde en lo que resta de Liga.

Directo

REAL SOCIEDAD 0 - 2 ATHLETIC

Nada más por nuestra parte. Muchas gracias por habernos acompañado en esta mañana de domingo para vivir el derbi. Un cordial saludo!!! Agur!!!!

Raúl García abrió el marcador en el 28' de la primera mitad tras convertir un penalti cometido sobre Yeray. Iñaki Williams colocó el 0-2 aprovechando un error de la zaga local en una cesión atrás.

Buen partido en líneas generales del Athletic, controlando el juego tanto con balón como sin él.

Se rompe el gafe de los derbis, también se vuelve a ganar lejos de San Mamés, algo que esta temporada se está resistiendo muchísimo...

El triunfo coloca a los de Ernesto Valverde con 44 puntos, a sólo 1 del Villarreal, sexto aunque con un partido menos.

Raúl García (penalti) e Iñaki Williams anotaron los tantos rojiblancos

REAL SOCIEDAD 0 - 2 ATHLETIC

EL ATHLETIC SE IMPONE EN EL DERBI

FINAL DEL PARTIDO EN ANOETA!!!!!!!!!!

No hay tiempo para más...

La pelota la tienen los txuriurdines... envío para Odriozola, que centra al área... despeja como puede el Athletic...

Últimos 30 segundos en Anoeta...

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate