El Correo
Athletic Club
Valverde y Ziganda charlan durante un entrenamiento del Athletic en Lezama.
Valverde y Ziganda charlan durante un entrenamiento del Athletic en Lezama. / Borja Agudo

athletic

Máxima presión sobre Valverde

  • El fuerte interés mediático en Barcelona en torno al todavía entrenador rojiblanco obligará a Urrutia a tomar una decisión en breve sobre su futuro

El futuro de Ernesto Valverde es ya una cuestión compartida en Bilbao y Barcelona. Mientras el Athletic y sus aficionados llevan meses esperando una decisión del técnico sobre su futuro, que parece cada vez más alejado del banquillo de San Mamés, el nombre de Valverde tomó el viernes un enorme protagonismo en la Ciudad Condal como gran candidato al banquillo del Barça.

Entre la alerta de TV3, donde se aseguraba que la directiva azulgrana se había puesto en contacto con el Athletic para iniciar negociaciones con el técnico rojiblanco, y el rotundo desmentido del club que preside Josep Maria Bartomeu a través de un comunicado oficial, el nombre de Ernesto Valverde estuvo en boca de los medios de comunicación, de las redes sociales y de los aficionados culés. Fueron unas horas donde se analizaron con lupa desde diferentes sectores sus credenciales para ocupar la próxima campaña el banquillo del Camp Nou.

Esta creciente presión sobre Txingurri –que ha regresado con fuerza al top de candidatos después de que pareciera que su opción perdía peso ante el empuje de Juan Carlos Unzué– pone al entrenador del Athletic y a Josu Urrutia en una complicada situación en su estrategia de esperar y aguardar lo máximo posible para resolver el futuro que une a ambas partes hasta el 30 de junio.

Con el equipo jugándose en estas diez jornadas hasta el final de Liga sus posibilidades de regresar a Europa el próximo curso, la insistencia mediática sobre el futuro de Valverde hace pensar que desde la junta directiva se tratará de zanjar en breve las incógnitas que sobrevuelan respecto al nombre del entrenador del Athletic la próxima campaña.

Existe el temor bien fundado de que cada rueda de prensa de Valverde se convierta en un ‘interrogatorio’ constante sobre sus planes, lo que conllevaría que las preguntas y las respuestas se alejaran cada vez más del plano deportivo, en un momento fundamental de la temporada, el sprint final de diez partidos que arranca el próximo fin de semana con el encuentro en El Sadar ante Osasuna.

Hay que recordar que la Liga se resuelve en dos meses, con un calendario muy condensado de encuentros donde habrá dos jornadas entre semana, lo cual implica que Ernesto Valverde esté muy expuesto a las preguntas de los medios, algo que desde el club se desea evitar.

Fuentes consultadas por este periódico apuntan a que dentro de la directiva existe el convencimiento de que el futuro de Ernesto Valverquedará desligado del club rojiblanco al término de su contrato. El técnico podría haber comunicado ya a Urrutia su decisión de cerrar su segunda etapa al frente del club de San Mamés, lo cual no implica que se convierta de inmediato en nuevo entrenador del Barcelona.

Tal y como confirmó este periódico, Valverde es el técnico favorito de Bartomeu, que convenció a los pesos pesados de su directiva sobre su idoneidad como entrenador. Pero queda por conocer la apuesta del propio entrenador, si considera que ha llegado el momento de apostar por uno de los grandes clubes del mundo y de pelear por hacerse con un puesto al que también aspira Unzué, avaldo por la plantilla culé.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate