El Correo
Athletic Club

Athletic

Una máscara de la NASA para Yeray, que se cae de la lista

Luis Matey, Tecnun Universidad de Navarra, Yeray y Amadeo Corrius.
Luis Matey, Tecnun Universidad de Navarra, Yeray y Amadeo Corrius. / Pixel Sistemas.
  • Una empresa guipuzcoana fabrica la protección para el central vizcaíno tras escanearle la zona y crear la prótesis con una impresora en 3D

Yeray Álvarez se cayó ayer de la convocatoria del Athletic para medirse esta tarde a Osasuna. El central rojiblanco sufre una doble fractura en los huesos propios de la nariz, provocada por un codazo propinado el lunes por un rival en el amistoso de España Sub’21 contra Italia. Desde entonces, el vizcaíno no había entrenado, hasta ayer. Lo hizo con una máscara, que vale alrededor de 300 euros, fabricada con un material, ULTEM 9085, certificado por la NASA y la ESA (Agencia Espacial Europea) y empleado en proyectos aeroespaciales por Boeing, Airbus, Sener... Explica el proceso de producción de la protección uno de los implicados, Amadeo Corrius, de Pixel Sistemas, con sede en Elgoibar, que trabaja a dúo con Ceit-IK4 y Tecnun-Universidad de Navarra.

Yeray aterrizó el martes en Bilbao y acudió a la clínica de IMQ en Zorrozaurre. Allí se diagnosticó esa doble fractura nasal y, por tanto, se debía ‘construir’ un escudo para evitar daños mayores en los entrenamientos y en los partidos. Al día siguiente, el miércoles, el defensa se trasladó a San Sebastián. «Nosotros le escaneamos la cara. Con la muestra que obtenemos en el ordenador, con un programa de diseño, recortamos la zona de la afección y definimos la máscara: donde tiene la dolencia le damos unos espesores para que ahí flote. Ese diseño lo guardamos en un formato especial para imprimirlo en 3D. Y lo particular es que hemos empleado una impresora de una tecnología muy avanzada, de la marca StrataSys (valorada en alrededor de 150.000 euros), con un material, ULTEM 9085, que es ligero pero muy robusto. Muy resistente a impactos». En realizar el escáner se tardó alrededor de cinco minutos, dos horas en definir la máscara, y el proceso de creación de cinco protectores se desarrolló en la noche del miércoles al jueves.

Y ayer, los miembros de Pixel Sistemas y la Universidad de Navarra -Luis Matey y Aitor Cazón- acudieron a Lezama para adaptársela. «Se coloca un componente acolchado y las gomas para la sujeción. A la primera nos ha dicho que estaba muy a gusto. Y si ves la foto está rasgada por los laterales, es para mejorar la visión. Otras personas nos habían comentado que con esta zona tapada no se ve el balón hasta que está encima», explica Corrius, distribuidor de StrataSys, con sede en Elgoibar.

No es la primera vez que trabajan con el Athletic. El año pasado, desvela, diseñaron de manera experimental -no se usaron en competición- unas espinilleras para Aduriz. «Él estaba muy interesado. No las utilizó en juego real, pero tuvo una racha de goles de la leche», sonríe Corrius.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate