El Correo
Athletic Club

Kepa Arrizabalaga, un blindaje prioritario

Kepa no pudo hacer nada en el disparo de Bakambu, que supuso el 2-1.
Kepa no pudo hacer nada en el disparo de Bakambu, que supuso el 2-1. / FERNANDO GÓMEZ
  • El Athletic se reunió la pasada semana con los agentes del portero y desea ampliar su contrato hasta 2022 antes del fin de la Liga

Más despacio de lo deseado, pero las negociaciones para la ampliación del contrato del portero Kepa Arrizabalaga (Ondarroa, 22 años) avanzan con buena sintonía entre las dos partes. EL CORREO ha podido saber que la pasada semana se celebró una nueva reunión entre los interlocutores del Athletic, el director general, Jon Berasategi, y el director deportivo, José María Amorrortu, con miembros de la empresa Bahía que representa al guardameta.

El contrato de Kepa concluye en 2018. No hay urgencias. El Athletic se marcó en enero como objetivo cuando abrió las negociaciones llegar a un trato rápido. Esperaba firmarlo en febrero o principios de marzo. No ha podido ser. El portero reclama que el nuevo contrato le valore como lo que es, el indiscutible titular del primer equipo rojiblanco. El club, lógicamente, prefiere un trato de menor envergadura económica. La nueva meta de la junta directiva es firmar el contrato antes del final de la campaña.

La directiva no tiene duda alguna de que la intención del portero es quedarse, pero llegar a su último año de contrato sin la ampliación firmada colocaría a Ibaigane ante el riesgo de que clubes poderosos se dirijan al jugador y dificulten las negociaciones.

Josu Urrutia, el presidente rojiblanco, se propone tener una plantilla de futuro consolidada. Hay un grupo de futbolistas de 21-22 años de enorme proyección y que serán la columna vertebral del club en la próxima década. Laporte, Yeray y Williams ya están blindados. El central francés tiene contrato hasta 2020 (65 millones de cláusula), el extremo hasta 2021 (50) y el central baracaldés hasta 2022 (30). El único que queda por firmar es Kepa.

Este periódico ya desveló que hay trato en cuanto a la duración del contrato, que se irá por cuatro años más hasta 2022. Las diferencias se sitúan en las cantidades económicas a pagar al portero y en la cláusula. El club quiere un blindaje alto para estar tranquilo con uno de los porteros más prometedores. El ondarrutarra estima que una indemnización de envergadura significa unos emolumentos en concordancia.

Coreado en San Mamés

El tiempo refuerza la posición de Kepa en las negociaciones. Se ha consolidado como portero titular y ha firmado actuaciones notables como en el derbi ante la Real o la prodigiosa parada ante el Espanyol que ha sido comparada con la célebre foto de Iribar en Lezama. Los hinchas rojiblancos están entregados a él. En San Mamés se coreó su nombre tras esa estirada. Pese a que se trata de su primera campaña en la máxima categoría, no ha cometido ningún error.

Julen Lopetegui no tuvo ninguna duda es subirle como tercer portero de la selección en la última convocatoria tras la lesión de Reina. Las fuentes federativas consultadas por este periódico indican que este verano irá con la Sub’21 al Campeonato de Europa, pero que es muy probable que el próximo curso salte a la absoluta como tercer guardameta.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate