El Correo
Athletic Club

El Athletic se lo pasa bien

  • Firme en su pelea por Europa, el equipo de Valverde hace disfrutar a su público goleando a una pobre Unión Deportiva Las Palmas

En todas las cuentas del Athletic figuraban los tres puntos del partido ante la Unión Deportiva Las Palmas. Y no se trataba, por supuesto, de desmerecer a la tropa de Quique Setién, sino de una simple cuestión de números. De estricta contabilidad pensando en la Europa League. Lo que no figuraba en las cuentas de este Viernes Santo, un día propicio a las analogías más fúnebres, es que el equipo de Valverde se desatara y ofreciera a sus aficionados, entre ellos el gran Sepp Maier, quizá el espectáculo más divertido de la temporada. Pero así fue. El Athletic se lo pasó de miedo ante el equipo canario, cuya debilidad defensiva resultó escandalosa. Fue la noche de Muniain, autor de dos goles con dos golpeos perfectos, de Aduriz, que firmó otro doblete y de San José y Williams, que a estas horas seguirán presentes en las pesadillas de sus marcadores.

No se jugaba nada la Unión Deportiva en San Mamés y la verdad es que, de antemano, no se sabía si eso era bueno o malo. Y es que la tranquilidad de espíritu puede ser un arma de doble filo para equipos como el canario, lleno de artistas que viven de la inspiración y en base a ella se encienden o se apagan. Tras lo visto en el arranque del encuentro, el diagnóstico de San Mamés no pudo ser más positivo. El equipo de Quique Setién venía a hacer turismo -o algo parecido- y sería un bocado fácil. Al Athletic le bastaba con apretar los dientes en la presión, con San José encima de la chepa de Roque Mesa, para que su rival no acertara a pasar del centro del campo. A partir de ahí, anulado el hombre sobre el que pivota todo el juego amarillo, con Tana y Viera sin suministro, a los rojiblancos sólo les quedaba esperar a que las manzanas cayeran del árbol.

Dos cayeron enseguida. En el minuto 7, San José hizo el 1-0 con un testarazo perfecto en un saque de esquina. Iturraspe, titular en detrimento de Beñat, lo puso de maravilla. En el 9, llegó el segundo gol y fue una de las sorpresas de la temporada. O del último lustro. Incluso de la década, si me apuran. Muniain marcó de libre directo. Sí, han leído bien. Aprovechando que la barrera no cerraba del todo el palo izquierdo de Lizoain, el navarro colocó el balón con maestría. Más de uno se frotó los ojos. Verlo para creerlo. Pero el fútbol es así. Muniain se agigantó tras el gol y disfrutó como nunca ante la frágil defensa canaria, a la que le cayó un vendaval hasta el descanso. Es cierto que Vigas acortó distancias en el minuto 12, de nuevo a balón parado, con un cabezazo cruzado de manual, pero fue un espejismo. Como lo fue la gran ocasión de Tana que De Marcos salvó debajo de los palos poco después de que Aduriz hubiera hecho el 3-1. Y es que la Unión Deportiva, sencillamente, estaba siendo engullida por un Athletic desbocado.

La velocidad de Williams era una arma de destrucción masiva. Como lo eran el buen criterio de Iturraspe, la intensidad de San José, la habilidad chispeante de Muniain o el saber estar de Aduriz. San Mamés ni pestañeaba. ¡Qué diferencia con otros partidos bostezantes! Solo hubo un lunar en la hoja de servicios de los rojiblancos en la primera parte: la eficacia. Hasta cuatro oportunidades desperdiciaron antes del descanso: dos Muniain, otra Williams y una más San José, de nuevo en un remate de cabeza a saque de falta. La verdad es que la defensa de la Unión Deportiva era un desastre en esas acciones. A Aduriz, de hecho, le anularon un gol por fuera de juego tras saque puesto en el área. Lo era, pero solo porque el donostiarra se despistó un poco, no porque estuviera bien defendido.

La fiesta continuó en la segunda mitad. Quique Setién no consiguió encauzar a sus pupilos. Aunque al principio mostraron un cierto propósito de enmienda, poco a poco volvieron a agrietarse y a dar facilidades. El Athletic lo aprovechó. Poco antes de la hora, Muniain hizo el 4-1 con una gran volea. Aduriz no tardó en firmar el quinto. El partido se acabó convirtiendo en una verbena. Lo de menos fueron los cambios -entraron Lekue, Beñat y Susaeta- o incluso el juego, en el que hubo un poco de todo, por ejemplo confettis como un paradón fenomenal de Kepa tras un tiro de Livaja. Lo importante de verdad era la juerga, a la que la afición canaria, buena es ella, se entregó con exquisita deportividad. Con decir que se hizo la ola está dicho todo. En fin, que la batalla por Europa continúa. Se acerca la visita a Ipurua. Las espadas están en alto. Bien afiladas.

Directo

FINAL EN SAN MAMÉS: ATHLETIC 5-LAS PALMAS 1. Goles de Muniain -2-, Aduriz -2- y Mikel San José. Entretenido partido en La Catedral con gran ambiente entre las aficiones. Sigue la carrera rojiblanca para sacar billete europeo.

Final. 5-1.

Partido con goles y muchas ocasiones. Fiesta en La Catedral.

Esto se acaba. 5-1.

Rechaza Lekue.

Saque de esquina para Las Palmas.

Y Muniain y Aduriz han repetido en la segunda mitad.

San José de cabeza, Muniain de preciosa falta y Aduriz con un gran gol han marcado en la primera parte.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate