El Correo
Athletic Club

hoy, a las 20:45 horas

Día de pasión y victoria en San Mamés

La velocidad de Iñaki Williams será una de las principales armas del Athletic en el partido de esta noche contra el Las Palmas.
La velocidad de Iñaki Williams será una de las principales armas del Athletic en el partido de esta noche contra el Las Palmas. / EFE
  • Los rojiblancos juegan la primera de sus siete finales obligados a sumar los tres puntos si no quieren comprometer su objetivo continental ante un rival ya de vacaciones

  • El Athletic recibe hoy al Las Palmas con el imperativo de ganar y reforzar su convicción europea

El Viernes Santo es un día extraño para la práctica del fútbol y San Mamés lucirá diferente, con una composición de asistentes distinta, aunque el Athletic no tendrá tiempo ni ganas de detenerse en los detalles decorativos que envuelven un encuentro trascendental en su lucha por Europa. En realidad, lo serán todos de aquí a final de temporada, pero el de esta noche es el primero de las siete finales que aguardan a los rojiblancos y de lo que se trata es de asegurar el terreno que se pisa. Ni la clasificación ni el calendario permiten muchos resbalones y tampoco despistes como el de Villarreal, donde el equipo se dejó un precioso botín y salió de la zona de privilegio. «Necesitamos a nuestro público y que participe en el partido», avanzó el miércoles Ernesto Valverde, quien al igual que sus hombres agradecerá todo tipo de ayuda en un día en el que lo único que vale es la victoria. «Estamos en un momento crucial», advirtió.

La derrota en el Estadio de la Cerámica escoció, pero no desmoralizó a un Athletic que espera afilado al Las Palmas. La imperiosa necesidad de sumar de tres en tres de los rojiblancos debe hacerse notar desde el pitido inicial ante un rival que ya está de vacaciones. Los canarios entregaron la cuchara hace tiempo y ahora transitan por la zona gris de la tabla sin más objetivos que cerrar la Liga de una manera digna. De maravillar con su juego y aspirar a Europa -al final de la primera vuelta estaban a seis puntos y ahora la distancia es de 14- han pasado a penar en la parte baja de la tabla sin rumbo fijo. Además, hoy se presentarán en San Mamés sin el sancionado Prince Boateng, su máximo goleador, y Jesé, aquejado de un proceso vírico del que no se ha recuperado a tiempo.

Pero nada de esto le importa a un Athletic que sabe que el camino hacia Europa lo asfaltan las victorias. La de esta noche es innegociable y los jugadores solo piensan en salvar con éxito el escollo del Las Palmas, que llega libre de presión y dispuesto a ofrecer su mejor fútbol y divertirse en un escenario de lujo. «Aquí nadie se duerme, cada partido es decisivo», avisó el otro día Txingurri, quien no se fía ni un pelo de los amarillos. Le da igual que estén desactivados en la Liga y que son el segundo peor equipo de la competición fuera de casa -solo han ganado al Valencia, y en la primera jornada-, intuye que no será nada sencillo superar a los hombres de Quique Setién. «Es un rival muy peligroso e históricamente se ha atragantado al Athletic. Son diferentes a nosotros, juegan distinto. Están bien con el balón, construyen desde atrás y poseen un gran juego interior, mientras que nosotros tenemos una fuerza de voluntad indestructible».

Antecedentes

Tal vez Txingurri recela en exceso del Las Palmas, que se dejó ir hace tiempo y bajó definitivamente el pistón en marzo cuando su entrenador anunció que se marcharía al término de la presente temporada. De todos modos, a los canarios no se les da mal el Athletic desde que recuperaron la categoría en verano de 2015. En la primera vuelta de este curso se impusieron por 3-1 y el año pasado empataron a dos en San Mamés y a cero en su campo. De ahí que el técnico rojiblanco desconfíe de un conjunto que ha demostrado de sobra que disfruta con el balón y que cuando está bien y motivado no para de atacar durante los 90 minutos.

Después del encuentro de esta noche, los rojiblancos dispondrán de nueve días hasta el derbi con el Eibar, por lo que Valverde no se guardará nada y alineará su once de gala. El técnico puede contar con toda su plantilla y confeccionar un bloque de garantías, que debe sacar los tres puntos y volver a los puestos europeos a la espera de lo que haga el sábado la Real Sociedad en el Camp Nou y el conjunto armero el domingo en el Benito Villamarín. De todos modos, el Athletic solo está pendiente de sus compromisos porque sabe que con 12 puntos más se le abrirían las puertas de Europa. Otra cosa es el puesto. De momento solo la quinta plaza garantiza un verano tranquilo y sin previas.

Los bilbaínos se entrenaron ayer a puerta cerrada en Lezama y luego Valverde dio la lista de convocados. Están los que tienen que estar y la principal novedad es el regreso de Sabin Merino, que lleva sin jugar desde febrero, mientras que se quedan fuera por decisión técnica Elustondo, Eraso, Etxeita, Saborit y Remiro. Los 18 llamados a filas inician el ascenso final a Europa y el Las Palmas es la primera cota a conquistar.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate