El Correo
Athletic Club

eibar-athletic (20.45 horas)

Europa, aquí al lado

Europa está a 44 km de Bilbao
  • El Athletic busca hoy en Eibar un triunfo que le daría medio billete continental a falta de cinco jornadas para la conclusión de la Liga

Europa está a 44 kilómetros de Bilbao. Ahí, junto a la muga, en la ciudad de las armas, donde hoy contará cada bala. El Athletic visita al Eibar y busca una victoria que le meta virtualmente en Europa, y los guipuzcoanos la necesitan para seguir enganchados a su sueño y no despertarse bruscamente. Los rojiblancos son conscientes de la importancia del derbi y de lo que supondría llevarse los tres puntos, un botín que les mantendría en la sexta plaza y a un tiro de piedra del Villarreal, quinto, que el sábado ganó sobre la bocina al Leganés con un gol ilegal de Bakambu. La plaza en la que está anclado en estos momentos el 'submarino amarillo' es la única que garantiza un acceso limpio a las competiciones continentales, sin previas, y los bilbaínos la quieren. De ahí que todo pase por romper esta noche la roca armada por José Luis Mendilibar y reducir -en principio- el número de aspirantes a tres a falta de cinco jornadas para la conclusión de la Liga.

El Athletic llega bien al sprint final y sabe que habrá que pasar de los 60 puntos para sellar una nueva clasificación europea, que sería la cuarta consecutiva. A partir de ahí, salir a la caza de la quinta posición y garantizarse un verano tranquilo. No solo eso, sino olvidarse también de las diferentes combinaciones que se darían en función del resultado de la final de la Copa. Solo el quinto se inmuniza de todas estas variables y es lo que tienen entre ceja y ceja los rojiblancos, conscientes de que habrá que sufrir en Ipurua para regresar a casa con la victorias. Saben lo que les espera en el feudo armero y tal vez la mejor definición del derbi la dio Ernesto Valverde, muy cauteloso ante una cita que definió como «muy importante». El técnico de los bilbaínos dijo lo siguiente: «El Eibar no engaña. Juega como juega y lo hace muy bien, no se anda con tonterías». Y añadió: «Es un rival ambicioso y no se resigna a ver lo que hace el contrario».

El Athletic se encontrará con un adversario que quiere hacer historia, hambriento, y que saldrá a morder desde el pitido inicial, sin importarle los galones del Athletic. Es más, pretende arrancárselos y mantenerse así en la carrera por Europa, que los rojiblancos prefieren acotar y convertir en un club exclusivo con pocos socios. Para ello deberán controlar a los armeros y como mínimo igualarles en intensidad, porque el que gane esta batalla estará más cerca del triunfo. «Somos dos equipos que jugamos parecido», deslizó en la previa el técnico del Eibar. «Nos parecemos en el espíritu, en la competitividad», comparó el día anterior Valverde. «Hay conjuntos que cuando consiguen sus objetivos levantan el pie y se dejan ir un poco, pero con Mendilibar eso no pasa. Nos van a apretar. Tienen buenos números en casa, donde ganan muchos partidos y hacen goles», subrayó Txingurri. Tantos (52) que solo Barcelona, Real Madrid, Atlético y Sevilla anotan más que los eibarreses, y los iguala el Las Palmas.

Con todos los hombres clave

Tras una semana atípica por larga –«tenemos ganas de que haya sangre de algún tipo, la suya o la nuestra, pero que llegue ya el partido», dijo Valverde–, el Athletic llega al derbi con todos sus hombres clave en perfectas condiciones. Más allá de algún toque personal del técnico, que suele introducir de un choque a otro, los rojiblancos saltarán al césped de Ipurua con su once de gala. Beñat ya está recuperado de sus molestias en el pubis y se espera también el concurso de Balenziaga, quien se ha entrenado a menor ritmo esta semana pero, según su entrenador, está listo para competir. De hecho, figura en una convocatoria de 18 hombres en la que no hay sorpresas. Están los que tienen que estar y se quedan fuera Elustondo, Eraso, Etxeita y Saborit.

A estas alturas de la película no hay sitio para los experimentos así que arriba estarán, salvo sorpresa, Aduriz, Raúl García, Williams y Muniain, que una vez más liderarán el ataque del equipo. Una de las pocas dudas se localiza en la medular, donde habrá que ver si Txingurri mantendrá a Iturraspe y a San José o, por contra, recuperará al de Igorre y le emparejará con el vizcaíno o el navarro, este último su pareja más habitual e importante en la estrategia.

En cuanto al Eibar, Mendilibar pondrá todo lo que tiene. Solo cuenta con la baja del central francés Lejeune, cuyo puesto podría ocuparlo Gálvez. Pero más allá de las presencias y las ausencias, el derbi se perfila duro, emocionante y con un botín de incalculable valor. Lo quieren los dos, unos por imperativo y otros por seguir alimentando la ilusión del milagro. No será decisivo desde el punto de vista matemático, como se encargó de recordar Valverde, pero estos tres puntos son oro molido. El Athletic podría canjearlo por Europa. Ahí es nada.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate