El Correo
Athletic Club

fútbol

El Athletic no se desvía de su camino

fotogalería

Aduriz y De Marcos felicitan a Muniain por su gol. / Jordi Alemany

  • El equipo resuelve con goles de Aduriz y Muniain un partido vital en su lucha por Europa

El Athletic salvó anoche el obstáculo del Betis y recuperó la sexta plaza gracias a un triunfo merecido y corto que solo corrió peligro al final por la incapacidad de los rojiblancos de resolver antes un duelo que tenían controlado. Los hombres de Ernesto Valverde sumaron su séptima victoria en las últimas nueve jornadas y continúan firmes en la zona noble de la tabla, donde mantienen un emocionante y exigente pulso europeo con el Villarreal y la Real. Dos goles de Aduriz y Muniain bastaron para tumbar a los verdiblancos y dejar en casa los tres puntos que son oro molido.

La jornada se intuía perfecta para pegar un bocado a la clasificación y colocar en el retrovisor al Villarreal y la Real Sociedad. Pero el fútbol, como se encargó de recordar Valverde en su comparecencia previa al partido de anoche, obliga a revisar las previsiones casi a diario, hora a hora, actualizarlas y ajustarlas a la nueva realidad. Lo que vale hoy tal vez no valga mañana y es posible que se encarezca, consecuencia de una descompensada distribución de puntos en una Liga que alimenta sobre todo a la clase media-alta. El ‘submarino amarillo’ hizo diana en el Calderón y los donostiarras incendiaron Mestalla, dos resultados inesperados que obligaron a los rojiblancos a salir ayer con las orejas tiesas en busca de una victoria que les mantuviera enteros y firmes en su carrera por Europa. El escenario era el mismo, solo valía ganar, pero lo ocurrido en Madrid y Valencia conllevaba una dosis extra de presión.

Valverde anunció rotaciones y al final solo dejó en el banquillo a Williams, quien dejó su sitio a un inspirado Susaeta. De sus botas salieron las jugadas con más peligro en la primera parte, en la que el Athletic cargó todo el peso del juego por la banda del eibarrés. También por ahí trataba de responder el Betis, que fiaba su suerte al talento de Dani Ceballos y el olfato de Rubén Castro, demasiado solo en las labores ofensivas y desconectado de su centro del campo. Los rojiblancos, sujetados por la jerarquía de Beñat, de nuevo emparejado con San José en la sala de máquinas en detrimento de Iturraspe, salieron con brío y no tardaron nada en poner a prueba a Adán. Solo habían pasado cuatro minutos cuando los bilbaínos trenzaron una buena jugada por el costado derecho que se tradujo en un gran centro de Susaeta. Localizó en el corazón del área a Aduriz, quien cabeceó sin potencia y el balón terminó en las manos del meta madrileño.

El Betis no varió su apuesta habitual y saltó a San Mamés con tres centrales, apoyados por Cejudo y Álex Martín como carrileros. Los verdiblancos se preocupaban más de mantener el orden y las líneas juntas que de estirarse y crear en la zona de los tres cuartos, donde casi siempre morían sus jugadas. Solo una de ellas llevó cierto peligro a los dominios de Kepa, quien respondió con solvencia a un buen disparo de Jonas. Los hombres de Víctor Sánchez del Amo se replegaban con rapidez y esperaban agazapados para cazar algo a la contra, mientras que el Athletic trataba de combinar y encontrar un agujero en el muro bético. Lo encontró Aduriz en la que fue la ocasión más clara de los primeros 45 minutos. Un saque de Adán lo interceptó Beñat y el balón le cayó a donostiarra, que se deshízo de dos defensores y se plantó solo ante el portero rival. Quiso driblarle y el madrileño le rebañó la pelota dejándole con la miel en los labios.

El Athletic se sentía cómodo con el balón y lo hacía circular con cierta fluidez ante un Betis que se limitaba a defender y a esperar, pendiente de algún chispazo de Dani Ceballos o que Jonas y Rubén Castro se inventaran algo de la nada. Los rojiblancos iban a lo suyo y en el minuto 24 apareció de nuevo Susaeta para asistir a De Marcos, quien atravesó las líneas enemigas para plantarse en el área y estrellar el balón en el palo. Los hombres de Valverde dominaban y solo faltaba un poco de claridad en los metros finales para canjear su superioridad por goles.

Ventaja y nervios

El paso por los vestuarios sirvió para que los hombres de Valverde metieran una marcha más y sometieran a un Betis que empezaba a acusar el peso del partido. Nada más arrancar la segunda mitad Aduriz pidió penalti por una entrada de José Carlos en la que el árbitro no vio nada punible. Poco después, un balón largo lo cazó Susaeta y puso la directa hacia la portería bética. El eibarrés pisó área marcado por Mandi, a quien regateó en una baldosa y se sacó un tremendo disparo que salió rozando el palo derecho de Adán. Los rojiblancos apretaban y daba la sensación de que el gol podía llegar en cualquier momento, como así fue. Mandi cazó a Aduriz y González González esta vez no dudó y señaló el punto de cal. El propio donostiarra se encargó de transformar la pena máxima y poner en ventaja a los rojiblancos. Por fin habían conseguido abrir el melón y solo faltaba rematar la faena.

Los bilbaínos cogieron la ola buena y llegaban con claridad. El Betis achicaba aguas y trataba de tapar las vías de fuga, que amenazaban con hundirle. Entonces apareció de nuevo Susaeta para asistir a Raúl García en el segundo palo, quien no logró rematar pero sí controlar el balón y ponérselo a Muniain. El navarro penetró como un cuchillo en la mantequilla y mandó el balón a la red de un certero cabezazo. Valverde apretó los puños en la zona técnica y se le vio respirar aliviado. El partido parecía sentenciado, pero el Betis dio un paso al frente liderado por un Joaquín que había salido por Brasanac y dio otro aire a los suyos.

Los andaluces se estiraron y en un abrir y cerrar de ojos llegó el gol de Rubén Castro, quien recogió un mal despeje de Kepa para recortar distancias. También la tuvieron Ceballos y Rubén Pardo, que heló San Mamés en la recta final con un disparo que pegó en Yeray y salió lamiendo el palo izquierdo. Antes pudo sentenciar Aduriz en un nuevo uno contra uno, que perdió ante Adán. Pero al final el equipo amarró un triunfo vital y mantiene la presión sobre el Villarreal en busca de la quinta plaza, que tiene entre ceja y ceja.

Directo

ATHLETIC 2 - 1 BETIS

Nosotros nos despedimos ya por hoy. Gracias por habernos acompañado una jornada más. Saludos!!! Agur!!!

Objetivo cumplido esta noche. Toca pensar ya en el siguiente duelo, también de vital importancia, en Balaídos ante el Celta el domingo a partir de las 20.45 horas.

Trabajado triunfo del Athletic, mucho mejor en la primera media hora de la segunda mitad. Aduriz abrió la lata en el 53' transformando una pena máxima cometida sobre él mismo; Muniain amplió la ventaja en el 60'; pero Rubén Castro recortó en el 63', dándole emoción al encuentro hasta el pitido final.

Tres puntos vitales que devuelven a los rojiblancos a la sexta plaza con 59 puntos. A sólo uno del Villarreal, quinto con 60, pero también sumando sólo un punto más que la Real Sociedad, séptima con 58.

ATHLETIC 2 - 1 BETIS

VICTORIA DEL ATHLETIC!!!!

FINAL DEL PARTIDO!!!!!!!

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate