El Correo
Athletic Club

la espinillera

¡Amatxu mía!

No tiene explicación lo que pudo perdonar el Athletic, más que una madre, y un guion de equipo superior que se vio superado por un Alavés fácil de batir, que se encontró con un golazo que mató anímicamente a los leones. Se desesperó la afición y el Valverde por verlo tan claro

Hipotecados

Había cuentas pendientes y el Athletic lo pagó con intereses desproporcionados en su mejor oportunidad para ponerse quinto y depender de sí mismo. Los 'Babazorros', comedores de habas, saldan su deuda con demasiada fortuna. Fue un accidente en la última curva, cuando se veía la meta.

Partido clave

¿Y cuál no lo es? Es la ley del futbol si perdonas la pagas, ahora la llave estará en San Mamés, pero esperando noticias de otros campos. Un fallo terrible que puede costar caro a Ibaigane después de haber conseguido una racha espectacular que se ve truncada por el desacierto goleador.

Martínez Munuera

Arbitraje poco europeo con faltas insignificantes y tarjetas demasiado forzadas, quiso poner orden y la pagó con el Athletic. Un árbitro con el que ganamos uno de cada dos, en este nos tocó cruz.

ESPINILLERA DE ORO para Munian que se desfondó e intento menear el derbi.

Lo mejor: La primera parte, se pudo golear.

Lo peor: Lo que se pudo fallar. Un ataque de ansiedad entre luces y sombras.

Temas

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate