El Correo
Athletic Club

ahtletic

«No hay tiempo para lamentaciones ni para cuentas»

Williams, durante el entrenamiento de hoy.
Williams, durante el entrenamiento de hoy. / MANU CECILIO
  • Iñaki Williams cree que hay que olvidar la derrota ante el Alavés y centrarse en las «dos finales» que hay que ganar para clasificarse para la Liga Europa. La primera de ellas ante el Leganés el domingo

Iñaki Williams dijo este miércoles en Lezama que tras la derrota de la última jornada en Mendizorroza en el Athletic «no hay tiempo para lamentaciones» ni para «cuentas», ya que le quedan «dos finales» que ganar para clasificarse para la Liga Europa.

«Teníamos que haber ganado (al Alavés), pero la falta de acierto nos penalizó. Ningún equipo te regala nada y si al contrario le concedes te acaba matando. Pero no hay tiempo para lamentaciones. Quedan dos finales y vamos a salir con todo. No hay tiempo para cuentas. Vamos a intentar sacar los seis puntos y no tener que depender de nadie», adelantó Williams en rueda de prensa tras el entrenamiento de su equipo.

Williams asumió los errores cometidos en Vitoria en la definición de las claras ocasiones de las que dispuso el Athletic, como una en la que no decidió la jugada adecuada en una acción que pedía un pase a Iker Muniain, que llegaba solo al área. «Si es verdad que un poco de pausa en esa ocasión pudo venir bien. Yo siempre intento ayudar al equipos con goles y trabajo, algunas veces no acierto y otras las meto», admitió.

En ese sentido es consciente de que le «queda mucho que recorrer» y que todavía no ha «conseguido en nada en el fútbol», aunque se congratula de que poder «jugar partidos y crear ocasiones te hacen mejorar cada día». Y confesó que intenta «fijarme en los errores, asimilar y poner en práctica los consejos que me dan (Aritz) Aduriz, Iker (Muniain) y Raúl (García)», compañeros en el ataque bilbaíno.

Ya sobre el próximo partido, el choque liguero del domingo ante el Leganés en San Mamés, que el Athletic casi está obligado a ganar para fortalecer su candidatura europea, avanzó que deben «salir como siempre en casa, intentar que la gente se meta desde el minuto uno, presionarles arriba y materializar las ocasiones». «Ellos van a intentar hacer su partido y quedarse matemáticamente un año más en Primera -para lo que al Leganés le vale con un punto- y nosotros lo que tenemos que hacer es hacernos fuertes en casa a sacar los tres puntos», apuntó.

«Muy tranquilo y feliz en el Athletic»

En cuanto a su futuro, ya que se habla de él como un jugador muy cotizado entre las jóvenes promesas del fútbol internacional, aseguró que esta «muy tranquilo y muy feliz» en el Athletic, con el que tienen contrato hasta 2012. «Lo he dicho muchas veces. Estoy donde quiero estar y no tengo intención de cambiar de aires. En lo que estoy centrado ahora es en intentar acabar la temporada y sobre todo en acabarla en Europa, que es lo importante. Lo que llegue externamente no me influye para nada. Yo estoy muy feliz aquí y espero estar muchos años más», aseguró.

Ya por último, Williams ensalzó la figura de Gorka Iraizoz, quien mañana, jueves, se despedirá junto al presidente, Josu Urrutia tras diez años en el club vasco: «Gorka ha luchado mucho por ser el portero del Athletic, se ha dejado la piel y el alma por defender este escudo, es un gran capitán, un gran jugador y una gran persona. A mí, como jugador joven del equipo, siempre me ha estado aconsejando. Es una pena que se vaya, pero le deseamos lo mejor y ojalá pueda seguir jugando a fútbol».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate