El Correo
Athletic Club

athletic

La emotiva carta de la mujer de Iraizoz: «Aita, ¿ya no vas a jugar más en San Mamés?»

fotogalería

Iraizoz se despide de la afición del Athletic con su hija Martina en brazos.

  • Carmen Esperanza le dedica unas líneas al portero en su despedida en 'La Catedral'

La familia de Gorka Iraizoz vivió este domingo de una forma muy especial. Horas antes de que el portero dijera adiós a la afición del Athletic, que ayer se rindió a su figura, Carmen Esperanza no quiso dejar solo a su marido, guardameta y capitán rojiblanco, en su despedida de San Mamés y le dedicó una emotiva carta a través de Instagram. «Llegó ese día en el que sabes que hay un antes y un después», afirma en la misiva. «Las redes dejarán de acompañarte». Lo que está claro es que lejos de los palos Carmen le demuestra que ella está a su lado en días especiales como el de ayer.

Su mujer cuenta cómo Gorka tuvo que explicarle a Martina, la mayor de sus hijas, que este domingo se despedía en 'La Catedral'. «Aita, ¿hoy es tu último partido en San Mamés?». El guardameta no pudo contener las lágrimas en la respuesta, algo que se repitió ayer cuando saltó al cesped con ella y las dos mellizas al cesped, las tres con camisetas rojiblancas.

Este es el mensaje que ha escrito Carmen Esperanza a Iraizoz en las redes sociales:

Y llegó ese día. Ese día en el que sabes que hay un antes y un después. Ese día en el que estas redes dejarán de acompañarte como lo han hecho durante todos estos años; esos palos con los que te aliabas esperando un milagro o con quienes celebrabas cada gol ante la soledad del portero. Ese abrazo antes de cada partido de nuestro gran amigo Jorge, profesor mío de la universidad y empleado de la seguridad de San Mames, deseándote siempre"¡SUERTE!" Hay tantas cosas que echaremos de menos...

Hoy hace un año que despedíamos a Carlos, y hoy te despedimos a ti.

Tengo una cantidad de sentimientos encontrados, tan pronto estoy feliz como me vengo abajo. Ayer Martina te preguntaba: aita, ¿este es tu último partido en San Mamés? ¿Ya no vas a jugar más ahí?

Tú la sentaste en tus rodillas intentándole explicar con gran delicadeza y no pudiendo evitar que se te cayeran las lágrimas qué es lo que pasaba; y es que realmente dejas la casa en la que has estado viviendo durante 10 años –¡una década!–; y quieras que no, no es fácil. Como tu bien dices, dejas esa familia, esa familia que es el athletic y siempre se ha caracterizado por ello. Ellos, compañeros que cada día se aliaban para gastarte cualquier broma y yo te decía: «cariño, eres afortunado, eso lo hacen porque te quieren, suelta ese hacha». Aunque sabemos que nos distanciaremos, la familia es la que siempre esta ahí, ¡y estoy segura de que ellos siempre estarán!

Lo que está claro es que, efectivamente, ayer San Mamés arropó a Gorka como a un miembro de su familia, a pesar de que el 1-1 en San Mamés resultara decepcionante para el aficionado. Y al termino del encuentro se desató la emoción. Gritos de «Gorka, Gorka»; sus paradas en la pantalla; sus familiares, los futbolistas, con camisetas con el '1' de los colores habituales que suele lucir el meta; manteo y vuelta de honor por La Catedral, donde lucía una gran pancarta: «Eskerrik asko, Gorka. 392 partidu».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate