El Correo
Athletic Club

domingo 21 de mayo, a las 16.45h

«Hubiéramos firmado esta situación a principios de temporada», dice Raúl García

Raúl García, durante la rueda de prensa en Lezama.
Raúl García, durante la rueda de prensa en Lezama. / Manu Cecilio
  • El mediapunta habla de sus amigos del Atlético y asegura que «cuando te juegas algo no hay mensajes de por medio»

Raúl García regresará el domingo al sitio en el que empezó todo y que fue su segundo hogar durante casi una década. Allí, en el Vicente Calderón, se hizo hombre y futbolista, aprendió a sufrir y a convivir con la crítica y convirtió silbidos en aplausos de una afición que acabó adorándole. Será su segunda y última visita al campo 'colchonero', que en breve quedará reducido a un montón de recuerdos. «Siempre que un estadio se va se siente la nostalgia, al igual que pasó con San Mamés», ha dicho este miércoles en Lezama, donde ha analizado la actualidad rojiblanca y ha hablado sobre todo del partido que definirá la suerte europea del Athletic. «Confío en el equipo. Hubiéramos firmado esta situación a principios de temporada», ha comentado en referencia a que los bilbaínos dependen de sí mismos para cumplir con el objetivo continental.

Raúl García no ha escondido su malestar por el empate cosechado ante el Leganés, aunque ha abogado por mirar hacia adelante y cerrar la temporada con una victoria. «Los primeros fastidiados somos nosotros y, además, sabíamos que era la despedida de un compañero», ha apuntado en alusión a Gorka Iraizoz, quien aquel día dijo adiós a San Mamés tras una década en el Athletic. El navarro ha transmitido mensajes positivos y una confianza sin fisuras en las posibilidades de los rojiblancos, que necesitan ganar para olvidarse de lo que ocurre en otros campos. «Lo que me preocupa es que hagamos las cosas bien y llevarnos los tres puntos porque es nuestra última baza. Así no tendríamos que estar mirando a ningún lado», ha apuntado sobre los compromisos de la Real Sociedad en Balaídos y del Villarreal en Mestalla.

Al navarro le interesa muy poco la parafernalia que rodea los partidos, las bajas que pueda tener el rival o la manera en la que responderá en este caso la afición del Atlético en el penúltimo encuentro que acogerá su estadio. «Está claro que vamos a un campo difícil, pero insisto en que confío plenamente en este equipo. Hemos demostrado que somos capaces de sacar los choques adelante y vamos con esa mentalidad. Estamos tranquilos y con ganas porque sabemos que dependemos de nosotros mismos. Ojalá todos los años nos podamos jugar el objetivo en la última jornada».

«Once van a jugar»

El Atlético está con la defensa en cuadro y solo cuenta con dos jugadores disponibles para actuar en esta línea. Al navarro no le dice nada este dato y relativiza el impacto de las ausencias. «Todos los equipos tienen bajas. Los que no van a estar -Godín, Giménez, Filipe Luis, Vrsaljko y Juanfran- son grandísimos futbolistas, pero once van a jugar. Debemos ir con la intensidad de siempre, con ganas de llevar la iniciativa y aprovechar sus defectos». ¿Cuáles? «Se lo diré el lunes», ha bromeado.

Raúl García volverá a verse con sus amigos atléticos, que, «se jueguen o no algo, nunca regalan nada». ¿Han hablado? «Siempre estoy en contacto con ellos, pero cuando te juegas algo no hay mensajes de por medio. Ahora mismo mensajes y llamadas, muy pocos», ha concluido.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate