El Correo
Athletic Club

FÚTBOL

La emotiva despedida de tres pioneras del Athletic femenino

video

Las jugadoras, emocionadas en la despedida. / Manu Cecilio

  • Eli Ibarra, Iraia Iturregi e Irune Murua, tres de las cuatro futbolistas con más partidos del equipo, dicen adiós con lágrimas en los ojos

La emoción ha llenado esta tarde la sala de prensa de Lezama. Se despedían del Athletic tres de las futbolistas más importantes que han vestido la camiseta rojiblanca, tres jugadoras que pasarán a la historia no solo de este equipo, una «familia», como han recalcado, sino al de este deporte. Eli Ibarra (Azcoitia, 35 años, 412 partidos), Iraia Iturregi (Bilbao, 32 años, 400 partidos) e Irune Murua (Barakaldo, 31 años, 313 partidos) han dicho adiós a un grupo con el que han ganado cinco ligas, con el que han metido más de 30.000 personas en San Mamés y con el que este año han vuelto a competir en la Champions. Arropadas por sus compañeras, por futbolistas del filial, por el cuerpo técnico al completos, múltiples entrenadores y empleados de Lezama, e incluso Ernesto Valverde, han agradecido su vida ligada al deporte, entre lágrimas. A Irune, de hecho, la emoción le ha podido y no ha pronunciado palabras, no así Eli e Iraia, las dos futbolistas con más duelos en esta escuadra que el domingo despedirá la Liga en Lezama, una buena oportunidad para ofrecer un tributo a estas mujeres.

Eli ha dicho que ha cumplido un sueño, que no se lo creía cuando, hace 15 años, cuando se produjo la fundación de esta sección en el club rojiblanco, le sonara el teléfono para reclutarla. «Y así pude vestir la camiseta del Athletic. Nunca pensé que podría hacerlo». Ha repasado las sonrisas, los títulos. Y también las lágrimas, la dureza de las derrotas y de los últimos tiempos, cuando las lesiones le han señalado que lo tiene que dejar. «Ha llegado el momento que tanto he temido siempre», ha confesado. «Me hubiera gustado que el cuento hubiera terminado de otra manera», ha indicado, con congoja, aplaudida por los presentes al término de su discurso.

Iraia, en cambio, lo pensó el pasado ejercicio, con el título de Liga. Ha desvelado que habló con el coordinador. Y se lo dijo. «Lo dejo». Ha admitido que le trataron de convencer de que continuara, pero no, el trofeo y poder pisar el nuevo San Mamés, considera, son el colofón ideal a su dilatada carrera en un grupo en el que entró como adolescente. «He vivido experiencias inolvidables que me han ayudado para la vida», ha dicho el icono de este grupo, la futbolista rojiblanca más reconocida.

También ha recibido aplausos. Y tras poco más de 20 minutos, las tres se han marchado. A entrenar, con sus compañeras. El domingo hay Liga y han dicho Eli y Iraia que desean despedirse con el cuarto puesto y, esperan, por fin, con la Copa de la Reina.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate