El Correo
Athletic Club

Crónica del Atlético de Madrid - Athletic: El Athletic se gana un castigo

  • El equipo de Valverde firma un partido lamentable en el Calderón y se condena al séptimo puesto

La moneda estuvo en el aire unos segundos interminables. Y no ya en el Vicente Calderón, donde el Athletic dio pena, sino en Balaídos. Allí fue donde tuvieron que decidirse las cosas porque en Madrid todo quedó decidido en un abrir y cerrar de ojos. Un gol de Hjulsager en el minuto 90 daba la victoria al Celta y clasificaba sextos a los rojiblancos. El objetivo parecía conseguido, aunque fuese de carambola.

La Real, sin embargo, acabó empatando en la última jugada, un córner que Juanmi remató de cabeza a la red cuando ya finalizaba el descuento. Fue un golpe durísimo para el Athletic, obligado ahora a esperar una derrota del Alavés en la final de Copa y, en el caso de que ésta se produzca, a jugar dos rondas previas en la Europa League. Seguro que Ziganda se tiró ayer de los pelos con esta perspectiva. Ahora bien, nadie podrá decir que el castigo sufrido por el equipo de Valverde no fue justo. Se lo ganó a pulso con un partido lamentable.

La decepción no pudo ser mayor para la parroquia vizcaína. Era evidente que el Athletic tenía una misión muy difícil. Su derrota en Mendizorroza y su empate con el Leganés le habían situado ante un reto mayúsculo: ganar el último partido que el Atlético juega en el Vicente Calderón. O dicho de otro modo, imponerse a la tropa de Simeone mientras su hinchada cantaba y bailaba alrededor de la hoguera, al ritmo de los tambores. Se trataba, pues, de entrar en el poblado comanche pegando tiros y llevarse a la hija del jefe. Lo peor del Athletic no es que no lo consiguiera sino que ni siquiera llegó a intentarlo. Se quedó paralizado. Su imagen fue deprimente en líneas generales y, en el caso de la defensa, escalofriante. Y no ya en momentos puntuales o jugadas esporádicas sino durante los noventa minutos. Fue tal la debilidad que se hizo inevitable extraer la conclusión de que a este equipo le puede venir bien un aire fresco en su banquillo. Volverse a reconocer de cara a la próxima temporada.

La entrada del Athletic en los partidos suele aportar mucha información. De hecho, los aficionados rojiblancos, sobre todo los más veteranos, acostumbran a sacar conclusiones muy rápido. Hay verdaderos especialistas en predicciones fulminantes. Son gente que ve venir a su equipo de lejos. Ayer, por ejemplo, no tardaron nada en comprender que la tarde iba a ser de lo más indigesta, como tantas otras en el Vicente Calderón. Y es que los pupilos de Valverde –vaya usted a saber por qué– salieron al campo con una flojera monumental. Se diría que ellos eran los más melancólicos del Paseo de los Melancólicos, calle en la que se asienta el estadio colchonero al que pronto entrarán las piquetas.

Regalos

Un contragolpe de Carrasco a los cuatro minutos ya obligó a torcer el gesto. ‘Empanada habemus’, nos dijimos. Y acertamos. Tres minutos después, Torres hacía el 1-0. Ningún defensa del Athletic leyó el pase de Thiago, que estaba cantado, ni el desmarque de Griezmann, que lo estaba todavía más. ‘El Niño’ lo tuvo fácil para marcar tras la dejadita de cabeza del francés. Lo peor, sin embargo, llegó en el minuto diez. De Marcos acabó una jugada de ataque centrando desde la línea de fondo. Como la inmensa mayoría de los cientos, quizá miles de centros que el Athletic hizo desde las bandas –parecía que el equipo tenía una máquina de lanzar balones al área, como las que hay en el tenis–, no encontró rematador. El Atlético pudo salir rápido al contragolpe. El 2-0 fue cuestión de ocho o nueve segundos. Y a nadie le extrañó dado el desorden y el desconcierto del equipo de Valverde.

Era tal el desastre que, según fueron pasando los minutos, hubo que dar las gracias a Simeone, a su férrea naturaleza especulativa. El Atlético se metió en su campo y dejó el balón a su rival. Cerrando bien huecos, comprobando que el Athletic era incapaz de hacer un jugada por dentro y sólo sabía colgar balones y más balones desde los costados, los colchoneros estuvieron en su salsa hasta el descanso. Eso de pasar el rato despejando y protegiendo su área mientras escuchan los coros y orfeones de las tribunas se les da de cine. Hasta disfrutan. Y eso que ayer les faltaban Juanfran, Godin, Giménez y Luis Felipe, y Simeone tuvo que improvisar una defensa nueva, con Saúl, por ejemplo, en el lateral izquierdo.

Nada cambió en la segunda parte. Bueno, sí. Hubo un cambio importante y es que, con todo el pescado vendido en el campo, llegó el momento de los transistores, por decirlo a la vieja usanza. Al Athletic le llegó pronto una buena noticia desde Vigo. Aspas había adelantado al Celta. Esa alegría no sirvió para que mejorara su juego. De hecho, en una acción insólita, Griezmann impidió que el 3-0 subiera al marcador y Torres firmara su primer hat trick como colchonero. El francés sabía que estaba en fuera de juego, pero decidió empujar el balón cuando éste se encontraba sobre la raya y el efecto le metía hacia dentro sin que Kepa pudiera llegar. Incompresible.

La entrada de Williams dio un poco de pimienta al Athletic, que acabó acortando distancias a falta de veinte minutos. El gol llegó en el primer pase bien filtrado por dentro, en este caso por parte de Muniain. La posibilidad del empate, pese a todo, ni llegó a insinuarse. Y es que no había una sola idea brillante en el manual de los rojiblancos y sus principales referencias ofensivas no tenían el día. Aduriz se fue apagando sin remisión tras una primera mitad en la que combatió sin suerte, como un partisano solitario, sobre todo por alto. Y Raúl García, por su parte, volvió a sufrir el síndrome de Estocolmo que le sobreviene ante el Atlético. Dejó el campo antes de la hora. ¿Cómo iba a llegar así el empate? Lo que acabó llegando fue el 3-1, en un nuevo descalabro defensivo que acabó aprovechando Correa. Y ya sólo quedó esperar a que la historia se terminara de escribir en Balaídos. De allí llegó un castigo merecido.

Directo

ATLÉTICO DE MADRID 3 - 1 ATHLETIC

Nosotros echamos aquí también el cierre a esta temporada 2017/18. Muchas gracias por su fidelidad jornada tras jornada. Ha sido un auténtico placer. Como siempre, reciban un cordial saludo!! Agur!!!!

Derrota en el Vicente Calderón, y ahora no queda más que esperar a la Final de Copa para ver si el Athletic entra, de forma indirecta, en Europa League, jugando dos previas, eso sí.

No se han hecho los deberes a tiempo, y al final se ha terminado pagando.

El Villarreal es quinto con 67; la Real, sexta con 64; el Athletic, séptimo con 63 puntos.

Decepcionante final de campaña de los de Ernesto Valverde.

El Athletic finaliza la temporada en la séptima plaza, fuera de puestos de Europa League.

Acabó el partido en Balaídos. Celta 2 - 2 Real Sociedad.

Salvo milagro en los próximos segundos... el Athletic se queda fuera de los puestos europeos...

Juanmi ha marcado en el 93'.

****** GOL DE LA REAL SOCIEDAD. 2-2 EN BALAÍDOS

ATLÉTICO 3 - 1 ATHLETIC.

FINAL DEL PARTIDO

Temas

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate