El Correo
Athletic Club

Valverde da el sí al Barça

Ernesto Valverde, en el banquillo del Calderón,en su último partido como entrenador del Athletic.
Ernesto Valverde, en el banquillo del Calderón,en su último partido como entrenador del Athletic. / Fernando Gómez
  • El presidente Bartomeu anunció a la plantilla blaugrana que, a falta de unos flecos, ya está fichado el técnico del Athletic

La plantilla del Barcelona conoce desde hace días, ya de forma oficial, que Ernesto Valverde será su próximo entrenador para las dos próximas temporadas. Así se lo anunciaron altos dirigentes del club azulgrana a portavoces del vestuario, a quienes transmitieron que el acuerdo está aún pendiente de cerrar «pequeños flecos» que, según dijeron, en ningún caso podrían echar abajo la operación. Recientemente, algunos medios de comunicación catalanes aseguraron que el contrato estaba sellado y añadían una novedad: ambas partes habrían suscrito una cláusula por la que tanto el Barça como el entrenador podrían anular la validez del pacto antes del 31 de mayo.

Valverde tiene previsto hacer público la próxima semana que no seguirá en el Athletic, pero es muy probable que no desvele su destino. Incluso, se baraja que la comunicación se haga a través de un breve comunicado en la web del club en el que se citaría a la prensa a un posterior acto de despedida formal. Ello obedecería a que la entidad azulgrana debe disputar el sábado 27 la final de Copa contra el Alavés, y su idea es anunciar la identidad del sustituto de Luis Enrique el lunes siguiente.

Fuentes consultadas por EL CORREO sostienen que Ernesto Valverde fue siempre la primera opción culé y que así lo habría hecho saber la dirección deportiva del equipo catalán al resto de aspirantes al puesto con los que puso en contacto y a los que siempre advirtió de la ventaja con la que partía el actual técnico del Athletic. Juan Carlos Unzué era uno ellos. Mano derecha de Luis Enrique con un peso específico en jugadas de estrategia y enlace directo con la plantilla, el exportero gozaba del apoyo de un sector de la directiva azulgrana y del propio técnico asturiano, pero, sin embargo, la experiencia y el éxito de Txingurri los últimos años convencieron al presidente Josep Maria Bartomeu de la conveniencia de no correr riesgos y apostar sobre seguro.

Enfrentamiento dialéctico

Las dudas que existían entre la prensa catalana sobre las posibilidades reales de Unzué de imponerse a Valverde quedaron resueltas la semana pasada cuando ‘Mundo Deportivo’ desveló un enfrentamiento dialéctico entre el ayudante de Luis Enrique y Neymar: «Vas a acabar como Ronaldinho», le soltó. Y hubo respuesta, según el mismo periódico: «Si sigue Unzué, me voy», avisó el brasileño.

No le aguarda al entrenador de Viandar de la Vera una labor sencilla en el Barça. Muy al contrario, llega al Camp Nou en un momento en el que se avecina un inevitable relevo generacional que, aunque no inmediato, empezaría por Andrés Iniesta, la luz que ha guiado al Barça en los últimos años en los que ha sido el mejor equipo del mundo. En la entidad barcelonesa creen, y por eso le han contratado, que el actual técnico del Athletic cumple el perfil que ellos buscan para afrontar estos cambios con naturalidad y sin sobresaltos, fórmulas que han acompañado siempre a su trabajo desde que es entrenador.

La salida del preparador cacereño abre las puertas del primer equipo a José Ángel Ziganda. El técnico del filial es una apuesta personal del presidente Urrutia, quien nunca pensó en otra alternativa para el banquillo de San Mamés. A pesar de la insistencia del inquilino de Ibaigane en trasladar a la opinión pública que el exdelantero de Athletic y Osasuna gozaba de la confianza de la dirección deportiva y de su máximo responsable, José María Amorrortu, la relación entre ambos no es la ideal entre dos técnicos con tanta responsabilidad en la entidad. De hecho, Amorrortu era partidario de buscar fuera de Lezama al hombre que dirigiera las riendas del primer equipo a partir de la próxima temporada. Finalmente, se impondrán las tesis de Urrutia, cuyas decisiones deportivas en esta materia – contratación de Marcelo Bielsa y luego Valverde– se han demostrado que fueron acertadas.

La marcha de Valverde y el ascenso de Ziganda dejan una vacante en el organigrama del club: el banquillo del Bilbao Athletic. Ya han sonado varios nombres, pero dos son lo que parece que se disputarán el puesto: Joseba Etxeberria y el técnico del Arenas, Jon Pérez, ‘Bolo’. El exfutbolista internacional, que esta campaña ha dirigido al Basconia, está a la espera de que se oficialicen los cambios para conocer si es el elegido. De no ser así, tiene una oferta en firme para entrenar al Amorebieta que ha dirigido este año Aitor Larrazabal, candidato al banquillo del Barakaldo.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate