El Correo
Athletic Club

medidas para evitar salidas no deseadas

Athletic, una plantilla blindada con 1.000 millones

Williams y Laporte son dos jugadores con la libertad más cara de la plantilla.
Williams y Laporte son dos jugadores con la libertad más cara de la plantilla. / J. ALEMANY
  • Ante la voracidad de los clubes más ricos del planeta, Ibaigane impone cláusulas que van desde los 25 'kilos' de Saborit hasta los 65 de Laporte

La primera plantilla del Athletic está blindada con casi 1.000 millones de euros que, en teoría, deberían ser suficientes para mantener alejados a los clubes más ricos y voraces de Europa. ¿Lo son? Cada vez menos. Los equipos tan poderosos como PSG, Manchester City, Manchester United, Bayern de Múnich, Real Madrid y Barcelona, por citar solo a algunos de los grandes transatlánticos que pescan sin cuota en las aguas mundiales, están pagando auténticas fortunas y no reparan en los ceros que acompañan los cheques que extienden. Ibaigane trata de proteger a sus hombres con importantes cláusulas de rescisión y no menos importantes fichas para que se sientan valorados y queridos, arropados en un sitio amable y distinto y del que solo salen si quieren y si alguien abona íntegramente el precio de su libertad. Aun así se han dado casos de ‘fugas’ y de ahí que el miedo a perder a figuras más relevantes sigue ahí, a pesar de blindajes que van desde los 25 millones de Saborit hasta los 65 de Aymeric Laporte.

El Athletic se mueve en un escenario complicado y es consciente de que miles de ojos siguen a sus jóvenes promesas, chavales formados y educados entre los muros de Lezama y que ahora son tentados por los equipos más poderosos del Viejo Continente. Es verdad que Ibaigane paga muy bien a sus hombres -puso 4,5 millones limpios a Laporte para que se quede y rechace al City, al que ya había dado el visto bueno-, pero a nadie se le escapa que jamás podrá competir con los más ricos de Europa. ¿Entonces cuál es la solución? En realidad no la hay y solo queda apelar a la labor pedagógica de los técnicos de la factoría rojiblanca -de ellos habló en su momento el presidente Josu Urrutia- para tratar de amortiguar el impacto de las mareantes ofertas que llegan desde fuera, además de reforzar los blindajes en los despachos como la única barrera efectiva que se eleva entre el futbolista y los talones que se extienden con la promesa de una vida mejor y títulos a granel.

Justo ahora está trabajando Ibaigane en la renovación de Kepa Arrizabalaga y su intención es imponer al portero una cláusula cercana a los 50 millones. Una auténtica locura que debería impedir cualquier acercamiento al internacional de 22 años y espantar a los posibles compradores, muy inquietos todos ellos en este mercado de verano. No hace tanto esta cifra sería tachada de prohibitiva para todo el mundo y alejaría hasta al más osado, pero los tiempos han cambiado y hay clubes que no tienen límites a la hora de abordar una operación. En este sentido hay que recordar que el Athletic también hizo los deberes con gente tan importante como Iñaki Williams, atado hasta 2021 y protegido con 50 millones, el propio Laporte (2020, 65 millones y con posibilidad de subir hasta los 70 en 2019 y 2020), Iker Muniain (2019, 45) y Yeray (2022, 30), entre otros, aunque las condiciones de este último deberían ser revisadas ya.

Mbappé, Aubameyang...

Que estas cifras imponen pero no asustan puede comprobarse prácticamente todos los días. Esta misma semana, el Manchester City ha pagado 40 millones al Benfica por el portero Ederson, lo que convierte la operación en la segunda más cara de la historia con un guardameta de por medio -el récord es de Buffon, por el que la Juventus pagó 54 al Parma-. El equipo de Pep Guardiola, que acaba de cerrar un año en blanco, también se ha gastado otros 50 en Bernardo Silva, centrocampista del Mónaco, que podrían alcanzar incluso los 80 si se cumple una serie de variables. Y los ‘citizen’ seguirán dando paseos con su cesta de la compra porque el técnico catalán cuenta con más de 200 millones para gastar. Tanto es así que llevan tiempo rivalizando con el Liverpool para hacerse con los servicios del joven central Virgil van Dijk, en las filas del Southampton, por el que -atención- los ‘reds’ han ofrecido la friolera de 75 millones. El City, por su parte, puso sobre la mesa 65, justo lo que ahora mismo vale Laporte.

Todo esto está pasando ahora, por no decir lo que está por venir. Como por ejemplo la fijación del Real Madrid con Kylian Mbappé, delantero del Mónaco de 18 años por el que suspira media Europa. Los blancos, según las últimas informaciones, habrían ofrecido 120 millones por el francés, cantidad que la entidad monegasca rechazó por insuficiente. Y hay más. El diario portugués ‘A Bola’ habla de que hay equipos que estarían dispuestos a pagar hasta 180 por Cristiano Ronaldo, con el PSG como uno de los principales candidatos a lanzar esta barbaridad de propuesta. Y desde China aseguran que estarían dispuestos a poner 200 encima por el astro luso. Estas cifras solo pueden calificarse de obscenas y ponen patas arriba un mercado cada vez más descontrolado.

Ya de vuelta en Europa, hay que recordar que el Paris Saint-Germain acaba de ofrecer 70 millones al Borussia Dortmund por Aubameyang, quien cobraría más de 10 limpios por curso. Y el Madrid ha dicho al Manchester United que si quiere a Álvaro Morata se pase por la caja y abone 90 ‘kilos’. Una auténtica locura que lejos de amainar va en aumento y, más allá de las batallas entre los más poderosos y ricos, amenaza con esquilmar el talento de equipos incapaces de seguir este ritmo infernal de cientos de millones de euros. Así que el Athletic se protege y blinda como puede a sus estrellas, a sus piezas clave, tanto jóvenes como contrastadas, pero sabe hace tiempo que sus cláusulas dificultan pero no impiden el acercamiento de los más grandes de Europa. Evidentemente, el rendimiento de cada una de ellas sube o baja el apetito de los gigantes, que ante una buena temporada de un chaval saltan a la yugular y revientan los blindajes. ¿Por qué? Sencillamente porque pueden hacerlo. Y lo hacen.

Temas

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate