La polémica que calentó el final del partido

Muriel, rodeado por los jugadores del Athletic./Manu Cecilio
Muriel, rodeado por los jugadores del Athletic. / Manu Cecilio

Una patada de Muriel a Laporte provocó un incidente que no fue a más por la intervención de los respectivos banquillos

EL CORREO

Final tenso. Por la igualdad y por lo que sucedió en el campo. El Sevilla envió un último balón al área de Kepa. Muriel pega una patada a Laporte sin opción de disputar la pelota. El francés responde con un empujón. Llega Kepa, que lo ha visto todo, y recrimina su actitud al colombiano. Saltan las chispas. Personas de los banquillos tienen que intervenir para que la disputa entre Kepa y Muriel no vaya a más. El arbitró no lo recogió en el acta, en donde indicó que expulsó al preparador físico andaluz en el 85 por «gritarme ‘¡Qué ya está en juego, qué ya está en juego, no lo puedes parar!’».

Fotos

Vídeos