El dinero ingresado por Aymeric Laporte cubre todos los fichajes de la 'era Urrutia'

Iñigo Martínez y Josu Urrutia, en la presentador del jugador./L.A.G.
Iñigo Martínez y Josu Urrutia, en la presentador del jugador. / L.A.G.

Los 65 millones del central equilibran los 64 gastados en diez hombres por los se pagó, incluido el jugador más caro de la historia del club

ROBERT BASIC

El Athletic acaba de dejar atrás un mes de enero de frenética actividad en los despachos que no recuerdan ni los más viejos del lugar. En apenas tres semanas, el club ha concretado cinco renovaciones, dos incorporaciones y un par de salidas. En este último supuesto es donde se han fraguado las dos operaciones más caras en la historia del club. Ibaigane ingresó 65 millones por Laporte y desembolsó 32 por Iñigo Martínez, la adquisición más costosa en los 120 años de vida de la institución rojiblanca. El presidente Josu Urrutia reaccionó con rapidez y contundencia con el claro objetivo de paliar la baja del central francés y compró al internacional de Ondarroa, un refuerzo de garantías. Para ello tuvo que reventar el blindaje del defensa y pagar lo que no se había pagado jamás, pero incluso así las arcas de la entidad que encabeza están colmadas de efectivo. De hecho, el dinero dejado por el galo cubre todos los fichajes de la ‘era Urrutia’ por los que hubo que afrontar un traspaso.

El deustoarra llevaba un par de temporadas sin destinar un euro a los fichajes –abordó muchos, pero no cerró ninguno– y en unos pocos meses firmó a tres futbolistas –Iñigo, Capa y Ganea, aunque estos dos últimos serán activados a partir del 1 de julio– y renovó a unos cuantos integrantes de la actual plantilla, entre ellos a Kepa, a quien daba por perdido y vestido de blanco. Todo comenzó a precipitarse recién estrenado 2018 y las máquinas de Ibaigane empezaban a echar humo, que no dejó de salir hasta el último día de enero pendiente de la dirección del viento que esperaba traer también a Mikel Merino, de momento amarrado hasta el verano. En cualquier caso, los 65 millones abonados al Athletic por el Manchester City convierten a Laporte en el segundo central más caro de la historia del fútbol, solo superado por el holandés Van Dijk, por el que el Liverpool pagó 85 al Southampton.

Regreso a casa del canterano

Con este dinero, Urrutia ha cubierto toda la inversión en fichajes acometidos desde su llegada al sillón presidencial de Ibaigane en 2011 e incluso han sobrado unos euros. Hasta ahora, el desembolso más importante de su mandato había sido el de Raúl García. El Athletic abonó al Atlético 10 millones por el mediapunta, quien por cierto espera la llamada del presidente para perfilar su renovación. Acaba contrato el año que viene y todo indica que las partes llegarán a un acuerdo. El que lo hizo hace poco fue Beñat, firmado hasta 2020, quien hasta la llegada de Iñigo era el segundo fichaje más caro del deustoarra. Los rojiblancos desembolsaron algo más de ocho millones al Betis y consiguieron que su canterano regresara a casa. Y en el tercer escalón aparecía Kike Sola, quien salió de Osasuna a cambio de 4,3 millones y un compromiso de cinco temporadas que tras muchas idas y venidas caduca en junio.

El goleador letal

El primero en ser adquirido por Urrutia fue Aritz Aduriz, quien dejó al Valencia en 2012 y regresó al club del que nunca le hubiera gustado salir. Los rojiblancos pagaron apenas 2,5 millones por un hombre que a partir de aquel momento se disfrazó de goleador letal. Hasta hace nada en Mestalla se seguían tirando de los pelos viendo el rendimiento de un delantero total, que se les fue por un puñado de euros y desde entonces ha hecho 136 dianas con la camiseta rojiblanca. Por el mismo precio compró el Athletic a Mikel Rico, quien dio un magnífico resultado en sus dos primeras campañas, luego bajó, desapareció y ahora ha vuelto al once. Recuperar a Balenziaga del Valladolid supuso 400.000 euros y al año siguiente (2014) Ibaigane puso sobre la mesa un millón por Viguera, que venía de marcar 25 goles en Segunda con el Alavés. No funcionó, pero la operación había que hacerla.

Tras el fichaje de Raúl García hubo un prolongado silencio que se rompió dos años después con el anuncio de la contratación en ‘diferido’ de Ander Capa. El Athletic llegó a un acuerdo con el jugador y el Eibar, que sigue disfrutando del defensa y lo soltará por tres millones en verano. Lo mismo ocurre con Cristian Ganea, internacional absoluto con Rumanía por el que los rojiblancos han puesto 600.000. Solo 150.000 más de lo que costó el juvenil Jesús Areso, un lateral muy prometedor.

Temas

Fútbol

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos