Athletic

¿Por qué no ha renovado aún Kepa?

Kepa saca con la mano en un entrenamiento en Lezama./m. cecilio
Kepa saca con la mano en un entrenamiento en Lezama. / m. cecilio

Los negociadores asumen que el proceso es más lento de lo previsto, pero creen que habrá acuerdo

Javier Ortiz de Lazcano
JAVIER ORTIZ DE LAZCANO

Kepa Arrizabalaga (Ondarroa, 22 años) iniciará mañana la Liga ante el Getafe como el portero titular del Athletic. Así lo confirmó Ziganda al acabar el partido de Atenas. «No se empieza de cero. Hay unos roles y Kepa será el portero en Liga», indicó. El convencimiento general es que su segunda campaña en Primera le consolidará en la selección española y le colocará como uno de los porteros con mayor proyección de Europa.

El guardameta negocia su continuidad con el club desde enero. Las dos partes lanzan rotundos mensajes de que quieren alcanzar un acuerdo, pero pasan los meses y no llega. La inquietud se abre paso entre los seguidores, rendidos ante él desde su debut el pasado curso. El Athletic no se puede permitir la marcha de un portero destinado a marcar época. Las negociaciones, en todo caso, continúan. La pasada semana se produjo una reunión en Ibaigane y las dos partes han quedado en verse de nuevo en un breve plazo de tiempo.

¿Qué sucede? Al poco de comenzar las conversaciones se llegó a un acuerdo sobre el extensión del nuevo contrato, que llegaría hasta 2022. Quedaban otras dos cuestiones por resolver, la cláusula de rescisión y el contrato. El Athletic plantea un blindaje potente para frenar el posible interés de otros clubes. El jugador no ve con malos ojos el planteamiento, pero desde su entorno se pretende que la cláusula esté en consonancia con la ficha, como ya sucedió en el club rojiblanco con Williams y Laporte.

La directiva de Josu Urrutia desea colocar al guardameta uno de los blindajes más altos del Athletic, que se situaría entre 40 y 50 millones de euros. Hay que recordar que la cláusula más importante es la de Laporte, situada en 65 millones y con una ficha neta para el defensa francés de 4,5 por temporada.

La clave es que el club y el jugador encuentren un punto de acuerdo entre la clausula y la ficha El contrato

El principal obstáculo en la renovación de Kepa radica precisamente en que la oferta no está adaptada a la cláusula que desea imponer el Athletic, según explican las fuentes consultadas. El Athletic colocó en el primer momento una propuesta que era menos de la mitad de lo que cobraba Iraizoz cuando gozaba de la condición de titular. Desde Ibaigane le insisten en que si su rendimiento es bueno, habrá mejoras, como ya sucedió en varias ocasiones con Laporte.

Pero el guardameta de Ondarroa quiere que se le coloque ya en un lugar más alto en la clasificación de fichas y no tener que negociar mayores ingresos cada cierto tiempo. Desea que se le valore como titular indiscutible y jugador convocado por la selección.

Interés de los grandes

Pese a que les cuesta encontrar el punto de encuentro, las dos partes entienden que la renovación se firmará. Coinciden en que el proceso es lento, pero va bien encaminado. Uno de los detalles que tranquilizan a Ibaigane es que el portero no ha mantenido contacto con ninguna otra entidad. Eso sí, el Athletic ya sabe que los clubes más poderosos han puesto los ojos sobre Kepa. Este periódico reveló que el Real Madrid le sigue la pista y que hay numerosos informes sobre él en las oficinas del Santiago Bernabéu. Los blancos buscan portero para relevar a Keylor Navas y si el pasado curso sondearon a De Gea (Manchester United), este verano valoraron la opción del italiano Donnarumma (Milan).

Nadie sabe precisar cuándo llegará el acuerdo y el paso del tiempo fortalece la posición de Kepa. Si no firma antes, el 1 de enero estará facultado para comprometerse con otro equipo.

Fotos

Vídeos