El retorno de Kepa y Williams y la buena onda de Lekue

Kepa en un entrenamiento en Lezama.
Kepa en un entrenamiento en Lezama. / MANU CECILIO

Los dos internacionales sub-21, con gol incluido del delantero, jugaron su primer partido de pretemporada en una tarde de asfixiante calor en Sarriena

J. A. PÉREZ CAPETILLO

El amistoso de ayer en la calurosa tarde del último sábado de julio tuvo tres leones con buenas dosis de protagonismo. Por un lado, el portero Kepa Arrizabalaga disputó su primer partido de pretemporada tras volver del Europeo sub-21 de Polonia. Lo hizo todo bien los 67 minutos que le dio Ziganda hasta que le sustituyó Unai Simón. Después de una primera doble ocasión para Kike Sola y Aketxe, el guardameta fue actor principal con Iturraspe al salvar un gol cantado ante Jordi Oribe. En esa misma jugada se lesionó el centrocampista de Abadiño. Después, Kepa fue todo un seguro ante un Reus que no le inquietó demasiado. Y cuando lo hizo mantuvo su puerta a cero e hizo algunas paradas de mucho mérito.

Por otro lado, Íñigo Lekue demostró que es uno de los jugadores más en forma desde el arranque del nuevo curso a primeros de julio. Transmite buena onda. El bilbaíno, que en Bucarest salió en la segunda mitad y jugó casi 25 minutos, estuvo muy activo en el lateral derecho de las bandas de Sarriena. Por ahí no paso ningún jugador del Reus. Y Lekue buscó, además, hacer daño con subidas constantes. Anda con chispa.

El tercer león en el que estaban ayer depositados los ojos de la afición era el otro internacional sub-21: Iñaki Williams. No defraudó y firmó el tercer gol. Poco antes de la media hora de la primera parte, el delantero ya calentaba junto a Unai López y Villalibre. Por la sombra. Que Williams iba a salir después del más que necesario descanso estaba más que claro al quedarse a tocar balón mientras el césped volvía a regarse. Como Kepa, jugó sus primeros minutos de la pretemporada tras ocupar la plaza de Kike Sola. En su primera acción de la segunda parte, Williams ya robó un balón y muy pronto se colocó de delantero centro. Lekue, mientras, agradecía tener que jugar el segundo periodo en la zona de sombra junto a la tribuna. Y Kepa también la buscaba en su espacio del área y la portería al existir por allí unos árboles salvadores. Además, como el Athletic eligió campo al comienzo del amistoso, al meta del Athletic no le molestó en este periodo un sol sofocante. Williams, tras el masivo cambio de Aritz López Garai, se dirigió cómplice a Kepa pidiéndole, con las manos, tranquilidad en los golpeos largos. Justo antes de que el portero de Ondarroa sacara una pierna milagrosa cuando Querol se plantó solo ante él. Y seguido a esta acción, Williams tomó el relevo de Kepa y cogió el protagonismo al hacer el tercer tanto. Recibió los primeros abrazos. Luego, Íñigo Lekue, en el minuto 77, le dejó el puesto a Sillero. Estos tres leones son una buena parte del futuro del Athletic. Los dos internacionales mostraron sus galones a las primeras de cambio. Y Lekue busca ser también un hombre importante. En Sarriena brillaron. Aunque no tanto como el sol.

Fotos

Vídeos