La recaída le cuesta a Rico al menos quince días de baja

Mikel Rico se retira del campo lesionado./EC
Mikel Rico se retira del campo lesionado. / EC

Por otra parte, Yeray permanecerá alrededor de un mes lejos del césped

JUANMA MALLO

«Hemos arriesgado sabiendo lo que había». José Ángel Ziganda alineó el jueves a Mikel Rico después de tres semanas sin jugar por una dolencia en el bíceps femoral. Lo hizo, como él mismo asumió en la rueda de prensa posterior al encuentro, consciente de que el centrocampista de Arrigorriaga podía recaer. Y eso sucedió, como con Balenziaga en Marsella: en el minuto 22 se rompió. No pintaba bien, su cara reflejaba dolor y preocupación. Pues bien, esta nueva dolencia, «en el tercio distal del bíceps femoral derecho, grado I», provocará que esté al menos quince días de baja. Eso, en el mejor de los casos. De este modo, se perderá el encuentro de mañana contra el Barcelona y, previsiblemente, el partido contra el Celta en Semana Santa.

Yeray, un mes

Por otro lado, Yeray, que se fue del campo en el minuto 44, sufre una «lesión en el tercio proximal del músculo semimembranoso de la pierna derecha, grado II». El central, al que el técnico navarro viene dosificando desde su reincorporación, tendrá que estar, a expensas de su evolución, un mes de baja.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos