Los rojiblancos se hacen oír

Los hinchas durante el partido en Dublín. /Juan Echeverria
Los hinchas durante el partido en Dublín. / Juan Echeverria

52.000 hinchas del Liverpool llenaron el estadio Aviva, pero escucharon gritos de ‘Athletic, Athletic’ del centenar de seguidores vascos

Javier Ortiz de Lazcano
JAVIER ORTIZ DE LAZCANODublín Enviado especial

No hay club en el mundo que alimente más su mito que el Liverpool. Dublín fue escenario ayer de la enésima demostración de potencia de una entidad única en el mundo. Los ‘reds’ llenaron ante el Athletic el Aviva Stadium, el feudo en el que juega la selección de Irlanda de rugby y que ayer reunió a 52.000 personas para presenciar el duelo organizado por LaLiga ante el Athletic.

No era fácil llevar gente al estadio. Había una dura competencia. Ayer mismo se jugó en esta misma ciudad el partido de cuartos del fútbol gaélico entre el Dublín y el Moragham. Reunió a 80.000 personas.

Clubes como el Athletic deben aprender mucho del Líverpool, ejemplar en la forma de vender su marca y de tratar a sus seguidores. La tienda del Aviva Stadium guardó las camisetas verdes de la selección irlandesa de rugby para ofrecer productos del Liverpool. Por cierto, la camiseta ‘red’ de New Balance, la misma marca que el Athletic, se vendía 20 euros más barata que en la tienda de San Mamés, 65 frente a 85.

El Liverpool dio la máxima importancia al duelo. Organizó viajes para sus aficionados y en el jardín de un hotel situado en las cercanías del estadio instaló una Fan Zone con actuaciones desde mediodía. Muchos de sus aficionados eran irlandeses. Las encuestas revelan que es, de largo, el club de la Premier con más seguidores en esta isla.

Las entradas estaban agotadas desde días antes. En las calles de acceso al estadio, los reventas ofrecían su producto. Hubo tremendas medidas de seguridad. A cincuenta metros del estadio, la Policía registró los bolsos de los aficionados.

En medio de la marea red, en las gradas se colocaron alrededor de un centenar de seguidores rojiblancos, encantados de ser testigos del espectacular ambiente y de escuchar un You never walk alone que pone los pelos de punta.

Tras el empate de Williams se hicieron sentir y comenzaron a gritar ‘Athletic, Athletic’ en medio de la sorpresa de los aficionados ‘reds’. Se vinieron arriba como su equipo y ya no callaron . Sus cánticos retumbaron en el Aviva Stadium.

La expedición del Athletic estuvo encabezada por tres directivos, Yolanda Lázaro, Laura Martínez e Ignacio Palacios-Huerta. El presidente, Josu Urrutia, no se desplazó. Se perdió ser testigo privilegiado de la anécdota del duelo, un espontáneo que saltó en el minuto 70 para hacerse un selfie con Mane. Tampoco pudo vibrar con la marea ‘red’ en Dublín, un día que los rojiblancos que estuvieron en las gradas no olvidarán.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos