Siete exigentes rivales intentarán asaltar San Mamés hasta fin de año

Raúl García celebra su gol frente al Valencia./MANU CECILIO
Raúl García celebra su gol frente al Valencia. / MANU CECILIO

El Athletic verá pasar por su estadio al Barça y al Madrid, entre otros, antes de que acabe 2017 (

Igor Barcia
IGOR BARCIA

Ha pasado un mes y la Liga repite parón por los compromisos internacionales, pero la situación es completamente diferente para el Athletic. Si los rojiblancos cerraron el mes de agosto confiados, con los deberes hechos tras solventar sus previas continentales, con cuatro puntos de seis posibles en el arranque del campeonato y sin conocer la derrota, el balance de situación de los pupilos de Ziganda es bastante más preocupante. Los rojiblancos han llegado al descanso como el púgil al que le suena a gloria la campana para irse al rincón a recibir los cuidados de su preparador. Un partido ganado frente al Girona el 10 de septiembre dio pasó a tres semanas para olvidar, con seis encuentros sin conocer la victoria -dos empates y cuatro derrotas entre Liga y Europa-, un punto sumado de 12 posibles en el campeonato de la regularidad y un desplome desde la zona europea de la tabla al puesto 13 en el que aparece hoy en día el Athletic, a cinco puntos de la zona europea y a dos de la franja del descenso que marca el Eibar.

Próximos partidos

14-10: Athletic-Sevilla (Liga)
29-10: Athletic-Barcelona (Liga)
2-11: Athletic-Ostersuns (Europa)
19-11: Athletic-Villarreal (Liga)
23-11: Athletic-Hertha (Europa)
29-11: Athletic-Formentera (Copa)
3-12: Athletic-Real Madrid (Liga)
17-12: Athletic-Real Sociedad (Liga)

Vendrá bien, por tanto, el descanso para oxigenar y reordenar las ideas en busca de la identidad y los buenos resultados. Y mirando al futuro, se antoja una resurrección urgente, porque el calendario que le viene al Athletic de mediados de octubre a fin de año hace torcer el gesto de preocupación, en especial si se analizan los nueve partidos que verán los aficionados rojiblancos en La Catedral.

El calendario hasta el cierre de 2017 abarca 16 partidos, divividos en dos bloques, el primero entre el 14 de octubre y el 5 de noviembre, y el segundo que va desde el 19 de noviembre hasta el 20 de diciembre, última fecha del año futbolístico. Ahí aparecen partidos de Liga, de Europa League y la ronda de dieciseisavos de final de Copa frente al Formentera, uno de los ocho clubs que pasarán por San Mamés en los dos próximos meses. Los otros siete serán, por este orden, Sevilla, Barcelona, Ostersunds, Villarreal, Hertha, Real Madrid y Real Sociedad. Es decir, máxima dificultad en todos los frentes para el Athletic, ya que en Liga se medirá a los dos primeros clasificados en estos momentos -Barça y Sevilla-, al vigente campeón -Madrid-, y dos presuntos rivales en la lucha por las plazas europeas. Y si hablamos del continente, los de Ziganda deberán tratar de aclarar en La Catedral el lío en el que se han metido tras perder con el Zorya, y deberán de resolverlo ante dos clubes a priori nada sencillos como el club sueco, revelación y líder, y el decepcionante hasta ahora Hertha.

No es un panorama sencillo el que vislumbra el Athletic si levanta la vista para analizar su calendario. Porque semejante exigencia en los duelos citados complicará la dosificación de minutos por parte de ‘Cuco’, que quizá mire con más optimismo los ocho partidos que su equipo afrontará como visitante. Aunque no debe fiarse. Ostersunds, Leganés, Formentera, Celta, Deportivo, Zorya, Levante y Betis son las ocho paradas donde el Athletic deberá echar las redes para hacer acopio de puntos en estos dos meses que vienen de enorme exigencia y que pondrán a prueba la capacidad competitiva de un grupo que deberá seguir la línea esbozada en Mestalla para reencontrarse.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos