El Spartak dice que sus hinchas solo se defendieron

Altercados en las inmediaciones de San Mamés./EFE
Altercados en las inmediaciones de San Mamés. / EFE

El vicepresidente del equipo ruso recuerda que en el partido de ida no hubo ningún incidente

RAFAEL M. MAÑUECOCORRESPONSAL. MOSCÚ

El vicepresidente del Spartak de Moscú, Nail Izmáilov, acusó a la prensa española y a los aficionados radicales del Athletic de provocar los incidentes violentos del pasado jueves en Bilbao, en los que murió a consecuencia de un infarto el ertzaina Inocencio Alonso García.

«Sabíamos desde el principio que no seríamos bien recibidos en Bilbao. Las marchas de los radicales locales y las fuertes medidas de seguridad. Estaba claro que habría provocaciones», dijo Izmaílov a la prensa rusa.

Descargó de culpa a los aficionados de su equipo al señalar que estos lo único que hicieron fue defenderse. «Cuando te atacan, te ves forzado a defenderte», subrayó el número dos del club moscovita.

Y para justificar sus argumentos, recordó que en el partido de ida disputado entre el Athletic y el Spartak en Moscú, no hubo ningún incidente.

Los nueves detenidos durante los enfrentamientos entre radicales violentos del Athletic y del Spartak -cinco vascos, tres rusos y un polaco- quedaron ayer en libertad con cargos tras declarar ante el juez de Guardia de Bilbao. Todos deberán responder ante la justicia por delitos de desórdenes públicos y riña tumultuaria, y en el caso de los tres rusos y el polaco, también de otro delito de atentado a agentes de la autoridad.

«Demonizar sin fundamento»

En declaraciones a medios de comunicación rusos, varios seguidores del Spartak de Moscú denunciaron ayer con indignación los intentos de «demonizar sin fundamento» a la hinchada del equipo y aseguraron que los iniciadores de los altercados del jueves en Bilbao en los aledaños del estadio de San Mamés no fueron ellos sino aficionados del Athletic y, sobre todo, «radicales de extrema izquierda». Pusieron también en duda que la muerte del ertzaina, Inocencio Alonso, debida a un infarto, tuviese que ver con los incidentes.

Las televisiones rusas mostraron ayer imágenes de los aficionados del Spartak escoltados por agentes de la Ertzaintza, subrayando que «no iban agrediendo a nadie». Después, al llegar a las inmediaciones del estadio, en las imágenes se ve que les estaban esperando grupos de jóvenes «en actitud agresiva», que gritaron contra ellos. Según la publicación digital News.sportbox.ru, los hinchas "empezaron a lanzarles objetos y bengalas".

El corresponsal del canal Match, la única televisión rusa que tiene los derechos de emisión del Mundial de Fútbol 2018, Artiom Teréntiev, llama la atención sobre «la atmósfera de tensión» reinante en Bilbao en los últimos días. El portal Championat.ru difundía un vídeo de una manifestación antifascista el miércoles en Bilbao con pancartas en las que se podía leer: «¡Contra el fascismo defiende tu ciudad!». Los participantes en la marcha gritaban que «Bilbao será la tumba del fascismo».

Caldear el ambiente

A juicio de Teréntiev, estas acciones «caldearon el ambiente en la víspera del partido». Sin embargo, Pablo González, al que presentan como periodista y descendiente de Niños de la Guerra, dice en una entrevista en un ruso impecable, ofrecida en plena Plaza Moyua, que la crispación que se ha podido percibir en Bilbao en los últimos días es fruto de «la campaña de los medios de comunicación alertando que ¡vienen los rusos!, ¡vienen los rusos! (...) a cuyos hinchas tachan de nazis, neofascistas, skinheads y todo lo relacionado con esto». Admite, eso sí, que tal miedo está en cierta medida justificado por los enfrentamientos protagonizados por hinchas rusos durante la Eurocopa 2016 y, más concretamente, por lo sucedido en Marsella, incidentes muy graves que implicaron directamente a seguidores del Spartak.

Durante la entrevista, son interrumpidos por una persona que les pregunta si es del Spartak y responde que no, que él es del Athletic. El autor de la acometida insulta al cámara llamándole "payaso" por enfocarle, episodio que contribuye a dar idea del malestar latente.

Puños americanos

El traductor del Spartak, Artiom Fetísov, asegura en Instagram haber sido golpeado en el cuello con un cinturón por hinchas del Athletic junto al hotel en el que estaba concentrado el equipo. Los medios moscovitas, en general, sostienen que ningún hincha ruso llegó a tocar siquiera al policía muerto ni tampoco arrojaron petardos ni bengalas.

Se hacen eco de las informaciones de la Ertzaintza sobre los puños americanos, porras extensibles, pelotas de golf y otros objetos contundentes intervenidos a ultras del Athletic por parte de sus agentes. Muy citada también es la declaración del Sindicato de la Ertzaintza acusando al grupo "Herri Norte Taldea", vinculado al Athletic y a la izquierda abertzale, de haber sido quienes se enfrentaron a los núcleos más radicales del Spartak.

Las redes sociales rusas están mostrando además y de forma viral imágenes tomadas con un teléfono móvil del momento de la detención, ayer en Bilbao junto al estado San Mamés, del famoso rapero Alexánder Stepánov, más conocido como ST. Sus fans expresaban su conmoción por el hecho. La filmación muestra a Stepánov en actitud sumisa y nada violenta, al menos en ese instante.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos