Cristian Ganea: «Demostraré que el Athletic ha hecho un buen fichaje»

Ganea ha sido presentado este mediodía en San Mamés. / MANU CECILIO

El futbolista rumano afirma que viene para «mejorar al equipo» y confiesa que de pequeño imaginaba vestir de rojiblanco: «Mi sueño se ha cumplido»

Robert Basic
ROBERT BASIC

Justo al mediodía, Cristian Ganea entró en la sala de prensa de San Mamés en compañía del presidente Josu Urrutia y abrió su intervención con un sonoro «egun on». Antes que él, vestido con un polo verde marca Athletic, sus familiares se sentaron en las últimas filas y su estado de ánimo cabía en una sonrisa. Sonreían todos, conscientes de que asistían a un momento único y que solo era verosímil en su imaginación. Como en la del propio futbolista, quien confesó que de pequeño, cuando crecía en las calles de Basauri, fabulaba con ponerse algún día la camiseta rojiblanca y jugar en el campo en el que hoy ha sido protagonista. «Mi sueño se ha cumplido», dijo en su acto de presentación, en el que escenificó su ambición por dar un paso adelante en su carrera y ayudar al equipo a «conseguir un año mejor». Entre tímido y abrumado, el internacional rumano esbozó su perfil de un defensa con alma de atacante y dio las gracias a Ibaigane por traerle de vuelta. «Demostraré al Athletic que ha hecho un buen fichaje», prometió.

Ganea llegó a Euskadi con «11 años» y comenzó a dar sus primeras patadas al balón en Basauri, donde reside su familia. Incluso cuando él se fue en busca de su sueño de ser futbolista profesional –Mallorca, Rumanía...– ellos se quedaron en Bizkaia y seguían la evolución de su hijo y hermano a distancia, con el deseo compartido de que alguna vez consiga volver y defender el escudo del Athletic. Un deseo un tanto irreal, lo asumían, que sin embargo se materializó y se hizo visible ayer en el estadio rojiblanco. Tras siete temporadas fuera, Ganea regresa como internacional absoluto con su país y promete partirse el alma por el club del que siempre quiso formar parte. «Cuando eres un niño piensas en jugar en el Athletic. He estado en la selección de Euskadi con Ander Capa, Sabin Merino y Rubén Pardo, y les voy a tener de compañeros», decía evidentemente en referencia a los dos primeros. «Estoy aquí para darlo todo –enfatizó– y hacer mejor al equipo».

Velocidad, desborde, remate

Escueto en sus respuestas, el defensa zurdo nacido en Bistrita se soltó un poco más cuando se le pidió que se definiera como futbolista. «Mi puesto es el de lateral. Llevo jugando en esa posición los últimos tres años, y antes lo había hecho como extremo y mediapunta. Pero donde mejor me encuentro es en el lateral», enfatizó su ubicación en el campo. «Aporto velocidad y desborde por la banda. Soy técnico y mis disparos también pueden ayudar al equipo. Estoy muy ilusionado y con ganas de empezar a entrenar y a demostrar. Las cosas saldrán bien», auguró. Cuando se le cuestionó por su marcado perfil ofensivo y sus carencias defensivas, Ganea respondió entre sincero y divertido. «Hago tareas para mejorar en ese sentido. Un jugador no puede tener las dos cosas, ser bueno ofensiva y defensivamente. Pero mejoraré porque soy capaz de hacerlo», señaló.

Admitió que su vida «ha cambiado mucho» desde que se supo su fichaje por el Athletic, allá por el mes de enero, y que sus compañeros en el Viitorul conocían su situación. «Sabían que había vivido nueve años en Basauri, que soy de aquí, que soy de España, como dicen allí. 'Tú eres más español que rumano'», le tomaban el pelo. «Llegué a Rumanía y no sabía ni hablar», recordaba el momento del regreso. Ahora está de vuelta y tiene presente el consejo que le dio Gica Hagi, su entrenador y dueño del club que acaba de clasificar para Europa. «Me dijo que sea yo mismo, humilde, que trabaje duro porque con las cualidades que tengo haré grandes cosas con el Athletic».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos