Un triunfo para empezar la fiesta

Entrenamiento del Athletic./
Entrenamiento del Athletic.

El Athletic abre hoy la Liga ante el Getafe con la obligación de ganar y comenzar así con buen pie una andadura que será dura y emocionante a partes iguales

ROBERT BASIC

Con el paso a la fase de grupos de la Europa League prácticamente garantizado, salvo que un apagón general deje sin luz a los hombres de José Ángel Ziganda el jueves ante el Panathinaikos, el Athletic sube hoy el telón de la Liga con la obligación de sumar los tres puntos ante el recién ascendido Getafe y ofrecer una imagen de equipo solvente y ambicioso. Los rojiblancos llegan en buenas condiciones a la jornada uno de un curso que combina dureza y emoción a partes iguales y en el que pretenden dar continuidad a la regularidad exhibida en las últimas temporadas. La era ‘Cuco’ comienza de verdad y la mejor manera de hacerlo es con una victoria en plenas fiestas de Aste Nagusia que aplaque los nervios propios del debut y dé alas a una plantilla deseosa de volar.

Los rojiblancos llegan rodados al inicio liguero gracias a los tres encuentros oficiales disputados en Europa, donde no conocen la derrota y presentan un balance de dos victorias y un empate. Un excelente aval sobre todo desde el punto de vista anímico, que les permite afrontar sin ansiedad el estreno de hoy y con la certeza de que mantienen intactas las señas de identidad que les permiten competir a un alto nivel. «Evidentemente, podemos mejorar», dijo ayer Ziganda cuando se le preguntó por si calificaría el estado actual de la plantilla como óptimo. Hubo luces y sombras en Atenas y el Athletic está ante una magnífica ocasión de iluminar los rincones oscuros de su fútbol ante un rival al que no puede perdonarle la vida en San Mamés.

El Getafe vendrá con todas las ganas del mundo de reivindicarse y buscar un resultado positivo que alimente su confianza, pero los rojiblancos están a años luz de los madrileños y deben acreditarlo en el terreno de juego. Nada de excesos de confianza -sirva de ejemplo el mal trago que le hizo pasar anoche el Girona al Atlético-, simplemente salir a dominar, presionar arriba, recuperar rápido y acertar en el momento de la verdad. En resumen, el Athletic tiene la obligación de ser el protagonista y de ofrecer hora y media de buen fútbol a una afición que volverá a responder y arropar a sus jugadores. Un triunfo para echar a andar sería el mejor regalo para un entrenador que promete «diversión, orgullo, ilusión y merecer ganar» como ingredientes básicos de un plato que lleva cocinando durante semanas con mucho amor y pasión.

Córdoba y Núñez, entre los 20

Para ello, Ziganda contará con todos sus hombres clave y estará en disposición de componer su once de gala en su estreno liguero en San Mamés. Habrá que ver si cambia alguna pieza más allá de los anunciados regresos a la titularidad de Kepa y Williams y si dará algún minuto a Córdoba y Núñez, ‘cachorros’ que figuran en una convocatoria de 20. Por su parte, el Getafe de Bordalás llega con una perfecta mezcla de veteranía y juventud y con el japonés Shibasaki como su fichaje estrella. Mención aparte merece Jorge Molina, que el año pasado marcó 22 goles.

Fotos

Vídeos