Urrutia: «Los contratos no dan garantías hoy en día en el fútbol»

Josu Urrutia, en la rueda de prensa. / Manu Cecilio

El presidente del Athletic esquiva concretar el futuro de Ziganda, aunque deja claro que el año que le queda no sería ningún impedimento para cesarle y traer a un sustituto

ROBERT BASIC

Josu Urrutia volvió a hacer este viernes un ejercicio de equilibrismo en dos asuntos de capital importancia en el Athletic: las elecciones y el tema del entrenador. El presidente rojiblanco se cuidó mucho de no dar ninguna pista sobre las intenciones del club en estos dos escenarios, muy delicados y resbaladizos, aunque ha dejado un mensaje contundente en el buzón de José Ángel Ziganda. En su comparecencia habitual ante los medios, el deustoarra recordó al técnico navarro que «los contratos no dan garantías hoy en día en el fútbol» y dejó claro que el año que le queda no le blinda en absoluto ante un eventual cese, algo que enmarcó en las dinámicas del fútbol y su naturaleza cambiante. Eso sí, no quiso concretar nada más y se limitó a decir que «quedan todavía ocho jornadas» y que «esperaremos un tiempo para tomar decisiones». También la relativa a los comicios. Un vez más, Urrutia insistió en que no piensa adelantar la cita con las urnas y que agotará su mandato.

Durante su comparecencia, el presidente defendió la gestión de la junta directiva y repitió varias veces que todo el mundo «firmaría» tener otros siete años como los que se han vivido bajo su gobierno. Subrayó que ha habido dos malos y no se cansó de equiparar este ejercicio con el segundo de Marcelo Bielsa, sin dejar de insistir en la «dificultad» que supone para el Athletic mantener el alto nivel competitivo y la regularidad. Al ser preguntado una y otra vez por la decepcionante campaña de los hombres de José Ángel Ziganda, Urrutia puso sobre la mesa la cuestión de los contratos –que hoy en día no blindan a nadie– y que quiere «ofrecer lo mejor al Athletic». Es la respuesta que dio cuando se le interrogó sobre la posibilidad de seguir con 'Cuco' la próxima temporada –una posibilidad prácticamente inexistente– y subrayó no tener «preferencias por una persona u otra». Así que Ziganda ya sabe lo que hay y qué le espera a la conclusión de la Liga.

A falta de menos un año para las elecciones, el deustoarra no quiso fijar ninguna fecha y aseguró que todavía no ha pensado en su celebración. Ni en la celebración ni en si piensa en volver a presentarse por tercera vez, a día de hoy un movimiento que no contempla. «No tengo la respuesta y no entiendo la obsesión por anticipar situaciones», acotó. ¿Ve normal acudir a las urnas a mitad de la temporada? «¿Cuándo son las mejores fechas? No hay una respuesta ideal. No podemos modificar (el calendario) basándonos en una coyuntura puntual. Un año como este –en referencia al mal rendimiento deportivo– no tiene que ser el motivo para adelantarlas». Tampoco cerró puertas a la vuelta de algunos de los jugadores que se marcharon en su momento –«el club no tiene nada personal contra nadie»–, pero como siempre evitó hablar de los hipotéticos fichajes y nombres.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos