Urrutia se implica en las negociaciones para renovar a Kepa cuanto antes

Kepa, este martes en Lezama.
Kepa, este martes en Lezama. / Ignacio Pérez

El máximo responsable del club se ha reunido con el portero para desatascar unas conversaciones en las que hay diferencias, pero también voluntad de acuerdo

JAVIER ORTIZ DE LAZCANO

Josu Urrutia se ha implicado de lleno en las negociaciones de renovación de Kepa Arrizabalaga (Ondarroa, cumple 23 años en octubre). El presidente del Athletic se citó con el portero recientemente, con el objetivo de reactivar unas conversaciones que se encuentran atascadas y con importantes diferencias entre las partes.

La cita no se ha traducido todavía en un avance significativo, pero sí ha transmitido la sensación de que el guardameta desea prolongar su vinculación con el Athletic. El de Ondarroa, que ha causado sensación en su arranque de la campaña, concluye contrato el próximo 30 de junio, y ambas partes están de acuerdo en la duración del nuevo contrato, que llegaría hasta 2022.

La ficha

DNI
Ondarroa. Nació el 3 de octubre de 1994.
Trayectoria
Llega a Lezama con 9 años, al alevín B. Escala las diviones y juega dos campañas cedido en Segunda A, la 2014-15 en la Ponferradina y la 2015-16 en el Valladolid.
En el Athletic
Debuta el pasado 11 de septiembre. Desde entonces, ha jugado 25 partidos.

Son muy pocas ocasiones en las que el presidente del Athletic interviene en las negociaciones con jugadores, ya que lo habitual es que las dirija el director general, Jon Berasategi. La práctica de Urrutia es señalar consignas y presentarse en el último momento para el acto protocolario de la firma. Sólo ha trascendido su participación en los casos de Fernando Llorente, sin éxito; Laporte, en su última renovación; y con Raúl García, a quien telefoneó para convencerle de que fichara por el Athletic. Con Iraizoz, por contra, intervino para comunicarle que el club no le iba a renovar.

El Athletic arrancó las negociaciones por una oferta inferior al millón de euros por temporada, que ya ha mejorado

Por tanto, la aparición del presidente rojiblanco en las conversaciones confirma la máxima importancia que da el club a una negociación que se alarga más de lo deseado por Ibaigane. La entidad entiende que sería un golpe demoledor no lograr la continuidad de un portero considerado como uno de los de mayor porvenir del fútbol mundial.

Las diferencias en la negociación son importantes. Según ha podido saber EL CORREO, el Athletic presentó una oferta inferior al millón de euros por temporada, que ya ha elevado recientemente por encima de esa barrera. En todo caso, se trata de una cantidad que se coloca en la zona media-baja de la plantilla en cuanto a sueldos por curso.

El club quiere amarrarle con una gran cláusula y un contrato medio que luego iría mejorando

El argumento del club para no situarle en la franja de futbolistas mejor pagados de la plantilla es que apenas ha jugado 25 partidos en Primera y que los aumentos de ficha deben ir acompañados de un periodo más largo de rendimiento. Es decir, repetir la estrategia que la junta directiva mantuvo con Laporte, a quien mejoró su contrato cada cierto tiempo.

El problema es que el Athletic desea blindarle con una cláusula muy cercana a la de Laporte, que con 65 millones es la más elevada de la plantilla. El entorno del portero, en este caso, entiende que una de las mayores cláusulas debe de ir en consonancia con una de las fichas más elevadas del primer equipo.

Es más, Kepa considera que el escaso número de partidos jugados no debe ser excusa para tener unos emolumentos inferiores a otros futbolistas, porque hay casos en los que su interés y coste se dispara desde el primer momento. En el Athletic se recuerdan los casos de Joseba Etxeberria y Julen Guerrero. Ibaigane pagó por el primero un traspaso de 550 millones de pesetas (3,3 millones de euros) pese a que sólo había jugado siete partidos con la Real Sociedad en Primera.

Kepa desea un acuerdo de larga duración y argumenta que en los últimos cuatro años no ha pedido ningún aumento

Hace un año, Kepa no había debutado con el Athletic. Lo hizo el 11 de septiembre de 2016 en el Deportivo, 0-Athletic, 1. En este tiempo su impacto ha sido brutal. Tiene unas condiciones extraordinarias y es un jugador diferencial. De hecho, a Julen Lopetegui no le importan sus pocos partidos en Primera y es un fijo de la selección. Allí comparte puesto con los porteros del Manchester United (De Gea) y uno cerca de firmar por el PSG (Reina). A estas horas puede reivindicar su condición de único jugador rojiblanco convocado por una selección y su cláusula de 40 millones está al alcance de grandes clubes, tal y como está el mercado de fichajes.

Quiere quedarse

A favor del Athletic juega el hecho de que Kepa desea seguir en el club. De hecho, ha rechazado la posibilidad de escuchar posibles ofertas. Pero ya ha dejado claro a la entidad que rechaza su estrategia de ir mejorando los contratos con el paso del tiempo. Quiere firmar uno que le satisfaga y centrarse en el plano deportivo. Además, recuerda que en 2013 firmó su último contrato y que desde entonces no ha pedido mejora alguna.

El gran temor del club es llegar al nuevo año sin la firma del guardameta, una fecha que cambiaría el escenario, ya que desde ese momento el portero estaría facultado para negociar con otros clubes.

Y son unos cuantos de primera fila los le tienen marcado en su agenda. Este periódico reveló que en el Real Madrid hay informes sobre él. Tras fallar en su intento de fichar a De Gea y a Donnarumma (Milan), Florentino Pérez quiere construir un equipo para diez años y Kepa tendría sitio en él.

Fotos

Vídeos