VEINTE AÑOS EN EL EQUIPO

Urrutia prescinde de la psicóloga del Athletic

La psicóloga María Ruiz de Oña. /Ignacio Pérez
La psicóloga María Ruiz de Oña. / Ignacio Pérez

María Ruiz de Oña, que prestaba sus servicios en el club desde 1996, conoció el pasado jueves su rescisión de contrato

ROBERT BASIC

Después de más de dos décadas de trabajo con los chavales en Lezama, donde llegó en 1996, la psicóloga María Ruiz de Oña dejará de prestar sus servicios en el Athletic. A la experta le fue notificado el pasado jueves que el club procedería a la rescisión de su contrato y que de inmediato sería cesada de sus funciones, que pasaban fundamentalmente por la formación de las nuevas generaciones de futbolistas a través del área de desarrollo personal y profesional que encabezaba en la factoría rojiblanca. El presidente Josu Urrutia ha decidido prescindir así de una profesional con la que nunca ha sintonizado y, según fuentes consultadas, el desgaste entre ambos se ha acentuado con el paso del tiempo y sus importantes diferencias relativas al modelo de trabajo se han vuelto insalvables y han puesto fin a una relación laboral que ha ido deteriorándose cada vez más.

Hace tiempo que Urrutia pensaba en prescindir de la psicóloga rojiblanca, una de las dianas preferidas del sector crítico con la labor de José María Amorrortu, director deportivo y coordinador de Lezama. De hecho, Urrutia quiso prescindir de ella en más de una ocasión, como por ejemplo en 2013 y también en 2015, entre otros ejercicios, pero no acababa de dar el paso, algo que ha hecho ahora. Fue el director general del club, Jon Berasatgi, el encargado de comunicar a Ruiz de Oña que quedaba relevada de su cargo. Todavía no hay nada concreto sobre su posible sucesor, pero no debería descartarse en absoluto la contratación de un profesional del agrado del dirigente deustoarra, quien no compartía las tesis de trabajo defendidas por su hasta ahora ‘coach’ y encargada del departamento de desarrollo personal y profesional.

Formar al formador

Licenciada por la Universidad de Deusto y experta en psicología de deporte, Ruiz de Oña ha trabajado con muchas generaciones de jugadores que acabaron dando el salto a la élite. La mayoría de los rojiblancos que ahora están en Suiza pasaron por su despacho y conocieron sus métodos de trabajo. Buscaba sobre todo –al menos en el Athletic– crear una cultura de aprendizaje y fomentar el desarrollo de los equipos a través del autoconocimiento, la capacidad de escuchar a los demás, la sensibilidad y la comunicación. Es más, imparte conferencias y charlas con asiduidad y da cursos de formación en clubes profesionales. Más de uno la contactó después para ampliar las líneas de actuación marcadas. Además, está muy sensibilizada con la preparación y la capacitación de los propios formadores que, al fin y al cabo, son los encargados de optimizar los recursos de los chavales en el marco del fútbol de alto rendimiento.

Esta ha sido su línea de trabajo en las últimas dos décadas en el Athletic y ahora continuará con su carrera fuera de los muros de Lezama. En una factoría rojiblanca polarizada y vertebrada por dos corrientes enfrentadas, Ruiz de Oña ha sido relevada de su cargo y ahora solo hace falta saber quién será su sustituto, probablemente alguien cuyo método encaja con la idea que tiene del área el presidente Urrutia.

Fotos

Vídeos