Yeray, en una entrevista en 'L'Équipe': «La gente es la que me considera un ejemplo, yo no»

Yeray Álvarez, durante una rueda de prensa./EFE
Yeray Álvarez, durante una rueda de prensa. / EFE

El defensa del Athletic destaca, en una entrevista en el periódico francés, la valentía de todas las personas que, «a su propia manera», luchan contra el cáncer

EFE

El defensa del Athletic Yeray Álvarez ha recordado la difícil etapa que vivió cuando le diagnosticaron un cáncer testicular y ha asegurado que no se siente el ejemplo que la gente pretende que es. «La gente es la que me considera un ejemplo, yo no», ha afirmado el futbolista en una entrevista que publicó este miércoles el diario deportivo francés 'L'Équipe', en vísperas de que su equipo se mida en octavos de final de la Europa League al Olympique de Marsella.

El jugador rojiblanco ha destacado la valentía de todas las personas que, «a su propia manera», luchan contra la enfermedad. «Ser futbolista y famoso no te convierte automáticamente en un ejemplo», ha declarado el central, que ha añadido que «los verdaderos ejemplos son todas aquellas personas que consiguen superar el cáncer».

Yeray volvió a la competición el 4 de febrero de 2017, día mundial contra el cáncer, tras vencer por primera vez la enfermedad, de la que recayó poco después. El pasado 4 de febrero volvió a ser alineado con el primer equipo tras superar de nuevo la dolencia.

«Si te pasa, lo tienes que afrontar»

El defensa vizcaíno ha insistido en la importancia para él de hablar con los pacientes que reciben quimioterapia y de apoyarlos moralmente como ya empezó a hacer durante su fase de tratamiento. Con 23 años, Yeray Álvarez tuvo que enfrentarse a un primer diagnóstico de cáncer en 2016, que el club hizo oficial el 23 de diciembre del mismo año. «Finalmente, el cáncer es una cosa que afecta a millones de personas, así que, ¿por qué a mí no? Si te pasa, lo tienes que afrontar», ha dicho.

Tras renunciar al Europeo sub-21, se sometió a quimioterapia a principios de verano y unos días después visitó los vestuarios del club donde los demás jugadores le sorprendieron con la cabeza rapada en apoyo a su compañero. «No me lo esperaba, fue increíble, no podía hacer mucho pero cualquier cosa me ayudaba», ha confesado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos