Yeray: «Quiero sentirme bien, sentirme jugador»

El jugador del Athletic Yeray Álvarez, durante la rueda de prensa. / Ignacio Pérez

El defensa rojiblanco confirma que está en la «recta final» de su recuperación, aunque evita ponerse plazos y prefiere ir «paso a paso»

ROBERT BASIC

Yeray Álvarez está saliendo del túnel al que entró en diciembre del año pasado y por fin siente que ha ganado su batalla contra el cáncer. Es un hombre sano y las sonrisas que acompañan sus respuestas así lo atestiguan, el mejor gesto para decir al mundo que los malos momentos han quedado atrás. «Prácticamente estoy en la recta final de mi recuperación. Poco a poco voy entrando al grupo y sigo los plazos. Estoy muy contento de superar esto», ha comentado el central esta mañana en Lezama, donde ha hablado de su cara a cara con la enfermedad y la certeza de que ha salido vencedor. Eso sí, no quiere meterse prisa ni quemar etapas antes del tiempo. «No me pongo plazos. Quiero sentirme bien, sentirme jugador y disfrutar con mis compañeros». Todavía habrá que esperar para verle vestido de corto en San Mamés, pero es cuestión de tiempo. Cada vez menos.

El defensa ha explicado que encara su séptima semana de trabajo después del «tratamiento» y que la 'pretemporada' la tiene casi hecha. «De momento voy poco a poco y solo he participado en dos o tres rondos. Tengo ganas de volver a entrenarme con mis compañeros», ha manifestado el baracaldés, «muy agradecido» por todas las muestras de apoyo recibidas antes, durante y después de su convalecencia. Ha confesado que lo peor fue afrontar una terapia tan agresiva y la semana posterior a la recepción de la quimio, con el agotamiento y el «cansancio».

Más información

Pero ya está bien y en las últimas semanas se ha dedicado a recuperar la «capacidad física» y ahora está en contacto «con el balón». Yeray ha admitido que fue muy emotivo ver a sus compañeros rapados -«al primero que me encontré fue a Iturraspe y era un apoyo muy grande»- y que ha llevado todo con entereza. «Soy una persona tranquila y lo he afrontado así. Se te pasan 20.000 cosas por la cabeza, pero todo ha ido bien». Y cuando se le ha preguntado por lo que ha aprendido de la enfermedad, ha sido contundente. «Al margen del fútbol, lo más importante es tu vida. Vivirla como puedas y apoyarte en tu gente».

Fotos

Vídeos