¿Quién es Youssouf Diarra?

Youssouf Diarra, durante un partido con la Txantrea.
Youssouf Diarra, durante un partido con la Txantrea. / Jesús Caso

El fichaje por el Basconia del jugador de Mali de 18 años reabre el debate sobre los límites de la filosofía del Athletic

Juanma Mallo
JUANMA MALLO

El fichaje de Youssouf Diarra (Bamako, Mali, 13-9-1998) por el Basconia ha reabierto entre la afición del Athletic el debate sobre dónde están los límites de la filosofía rojiblanca. El pasado viernes, en una autoentrevista en la página web del club, el presidente Josu Urrutia respondía a las críticas a la nueva incorporación, asegurando que «un 10% de la población» ya procede de fuera de nuestras fronteras y que el club y Lezama son una fiel imagen de ello. Y, en un intento de resolver dudas, acotaba el límite de quienes pueden ser un día futbolistas rojiblancos: «gente nacida aquí, o no nacida aquí pero que está formada aquí o en un equipo vasco». De nuevo surgieron más dudas: ¿Qué se entiende por formación y hasta qué edad se puede utilizar este término?

Vayamos al caso de Diarra. Este joven delantero nació en Bamako, ciudad africana a más de 3.000 kilómetros de Bilbao hace casi 19 años. En 2006, se trasladó a Lleida con sus padres, que comenzaron a trabajar en una granja. Su primer equipo fue el Cervera. Empezó en los alevines y despuntó. Rubén Fernández, coordinador deportivo del club, lo recuerda bien. «Desde el principio se vio perfectamente que tenía todas las condiciones para ser un gran futbolista. No sólo destacaba por su físico, como otros jugadores africanos, sino por su calidad y por su inteligencia en el campo. Jugaba de media punta o de pivote, y era una gozada verle», comenta en una conversación con EL CORREO. Fernández destaca también el carácter del chaval y su pasión por el fútbol. «Era muy majo. Un poco pillo, pero muy majo. Se hacía querer. Y vivía para el fútbol. Si no estaba jugando estaba viendo partidos. Youssouf es de los que ha nacido con un balón dentro».

Tras cinco años en el Cervera, pasó al Tárrega y, posteriormente, al Lleida juvenil, aunque ya en la órbita del Espanyol. A los 17 años, en 2015, su vida dio un giro. Él mismo lo contó en una conversación con ‘Noticias de Navarra’. «Xavi Crespo es un amigo que me ayuda en los estudios y en el fútbol. Él vive en Lleida y conocía a Juani Oyaga (agente FIFA), que me aconsejó venir a Navarra, porque pensaba que iba a ser un buen destino para mí».

Así lo hizo Youssouf. Sus padres y sus tres hermanos -el mayor juega en el Anglesola, de la Tercera catalana- se quedaron en Cervera y él se trasladó a Pamplona. Se matriculó para estudiar Administración en el centro integrado María Ana Sanz y fichó por el juvenil del Ardoi, donde destacó jugando como delantero. Este club de Zizur Mayor está muy relacionado con Osasuna. El pasado verano, el joven maliense cambió de equipo y se incorporó a la Txantrea, en este caso un club convenido del Athletic. Es el equipo del que salieron Iker Muniain, Gorka Iraizoz o Mikel San José... A punto de cumplir los 18 años, Youssouf Diarra entró en la órbita rojiblanca. Y llamó la atención. En febrero, pasó una prueba en Lezama con jugadores de clubes convenidos de Segunda B, Tercera y División de Honor. Y debió aprovechar la oportunidad porque el Athletic ha acabado firmándole para el Basconia y con la vista puesta en el filial.

Selección de Mali

Esta temporada, Diarra, que vive en el barrio pamplonés de La Milagrosa, ha anotado 15 dianas en 33 encuentros en su escuadra de Tercera División. Destaca como máximo artillero de este conjunto. Y los responsables de las categorías inferiores de la selección de Mali ya le tenían en su agenda: estuvo a punto de acudir al Mundial Sub’17 en 2015, pero una dolencia en el tobillo le impidió participar en un campeonato en el que sus compañeros terminaron subcampeones, derrotados por Nigeria (0-2) en la final.

De capacidad futbolística contrastada, queda por conocer si entra dentro de los límites de la filosofía del Athletic. Por parte de Josu Urrutia no existe ningún problema, como quedó plasmado en la autoentrevista del viernes, un documento realizado debido al malestar que existe en Ibaigane por las críticas surgidas a raíz de que la web ‘La cantera de Lezama’ desvelase el sábado 24 de junio la contratación de este futbolista para el Basconia. El debate se abrió con opiniones para todos los gustos. No obstante, el club entiende que no hay polémica posible, debido a que Diarra llegará a la entidad gualdinegra, un conjunto vinculado a la estructura del Athletic, que ejerce como segunda filial, pero que cuenta con cierta autonomía, con su propio presidente, su campo de fútbol... De momento, ese será su destino.

La edad de formación

Quienes entienden que cumple los requisitos para jugar un día en el Athletic utilizan precisamente al argumento expuesto por Urrutia: «Gente no nacida aquí, pero formada en un equipo vasco». Los que piensan de forma contraria sostienen que 17 años -edad a la que Diarra llegó al fútbol navarro- no es ya una franja de formación de un futbolista.

En cualquier caso, exdirectivos rojiblancos consultados ayer por EL CORREO creen que el Athletic debería resolver este asunto en una asamblea convocada a tal efecto y como único punto del orden del día. Una cosa, dicen, es que la filosofía del Athletic no esté escrita y otra que no pueda hablarse sobre ella para aclarar dónde están sus límites y «no caer en contradicciones absurdas y en agravios comparativos».

Fotos

Vídeos