Fútbol

Ziganda pisa fuerte: no conoce la derrota con el Athletic tras seis partidos oficiales

Ziganda da órdenes a sus jugadores en San Mamés./EFE
Ziganda da órdenes a sus jugadores en San Mamés. / EFE

El técnico de Larráinzar ha cosechado cuatro victorias y dos empates desde su debut

GABRIEL CUESTA

José Ángel 'Cuco' Ziganda ha comenzado con buen pie su aventura en el banquillo del primer equipo del Athletic. El técnico de Larráinzar continúa invicto después de disputar seis partidos oficiales -durante un mes- en los que ha cosechado cuatro victorias y dos empates. Con el objetivo cumplido de alcanzar la fase de grupos de la Europa League y situados en mitad alta de la tabla, el conjunto rojiblanco afronta esta semana de parón para «trabajar mejor y con más alegría», según afirmó el propio entrenador en rueda de prensa.

Desde que el pasado 27 de julio el Athletic empatase (1-1) en su debut en partido oficial ante el Dinamo de Bucarest en Rumanía, Ziganda ha conseguido pleno de victorias en los otros tres choques de la previa de la Liga Europa: un contundente 3-0 en la vuelta contra el Dinamo en San Mamés y triunfos por 2-3 y 1-0 al Panathinaikos. La nota amarga seguramente sea su estreno en Liga, donde los 'leones' no pudieron pasar del empate (0-0) ante un Getafe que jugó casi media hora con un hombre menos.

El propio técnico aseguró haberse ido de La Catedral con «una sensación agridulce». Y es que el de Larráinzar no se muerde la lengua para bien y para mal. Admitió que en Grecia el equipo ganó ante el Panathinaikos pero que hicieron «un partido horrible». Incluso en la comparecencia previa al encuentro ante el Eibar reconoció que esperaba «poner velocidad de crucero» y jugar mejor a fútbol. «Aspiro a más». Precisamente en Ipurua cosechó su primera victoria como entrenador del Athletic en Liga. Esta vez se fue contento. «Ha sido el día que mejor hemos estado defensivamente. El Eibar no ha disfrutado del partido. Enfrente tenía un muro».

Con la puerta a cero en Liga

Precisamente la fortaleza defensiva del Athletic ha sido una de las claves del buen arranque en Liga. Los rojiblancos no dejaban la portería a cero en las dos primeras jornadas desde la temporada 2009-2010 bajo las órdenes de Joaquín Caparrós. Ya han pasado ocho años desde aquel curso en el que los 'leones' vencieron al Espanyol 1-0 y repitieron marcador para ganar en Xerez. En la actual campaña son los únicos imbatidos junto a Barça y Leganés. Además, en la Europa League también firmaron dos partidos sin encajar.

Esta estadística es en parte gracias a las actuaciones de Herrerín y Kepa, salvadores en algunos momentos. Sin ir más lejos, ante el Eibar Arrizabalaga realizó tres paradas de mérito que evitaron que el empate subiera al marcador. «Hay individualidades que te permiten ganar el partido», reconoció Ziganda. A ello se suma la eficacia de Raúl García y Aduriz en la punta de ataque. Entre ambos suman ya seis de los nueve goles marcados por un equipo al que le sientan bien las rotaciones. Normalmente acompañados por un desequilibrante y vertical Muniain, que vuelve a estar en forma.

Ziganda ha usado a 22 de los 26 futbolistas que componen la plantilla. Solo no han tenido minutos aún los lesionados Yeray e Iturraspe; además de Kike Sola y el tercer guardameta Simón. Conocedor de Lezama, el 'Cuco' ha dado paso a jóvenes canteranos como el defensa Núnez o el zurdo Córdoba. Y es que 23 futbolistas de la plantilla han pasado por las categorías inferiores rojiblancas. «Si veo a la gente metida adelante, esto no es que te toque jugar sino ganárselo», reconocía tras la victoria en Ipurua, donde volvió a apostar por Córdoba. «La apuesta por las rotaciones era fuerte y la hice con todas las consecuencias».

Fotos

Vídeos