Ziganda asume su salida del Athletic

José Ángel Ziganda controla el tiempo del entrenamiento en Lezama./BORJA AGUDO
José Ángel Ziganda controla el tiempo del entrenamiento en Lezama. / BORJA AGUDO

Ante las noticias que dan por seguro el fichaje de Berizzo, el técnico navarro asegura que «lo llevo bien» y acepta «las reglas del juego», sólo preocupado por el Dépor

Javier Muñoz
JAVIER MUÑOZ

'Cuco' Ziganda dio ayer la impresión de haber asumido su adiós a Lezama. Lo hizo poco antes del entrenamiento previo al partido con el Dépor (San Mamés, 20.45 horas), cuando comenzaba a descargar un chaparrón sobre las instalaciones del Athletic. A la pregunta de cómo soportaba las noticias que dan por hecha la llegada de Eduardo Berizzo al banquillo rojiblanco la próxima temporada, el navarro respondió: «Lo llevo bien. Acepto las reglas del juego y trato de no darle muchas vueltas». A decir verdad, el técnico no se mostró incómodo cuando le pusieron encima de la mesa el asunto de su más que posible sucesión, y el tono con que lo abordó sugiere que lo ha zanjado definitivamente.

El hecho es que cuando 'Cuco' por fin había conseguido dejar plenamente satisfechos a los aficionados, con el excelente partido del Athletic ante el Villarreal, tiene que ver cómo la prensa se prepara para asistir a su relevo, aparentemente ya resuelto por el club con un argentino de la escuela de Bielsa. «Yo lo llevo con normalidad», reiteró Ziganda, que aseguró haber permanecido estos días «muy centrado en el partido del Dépor» y que, al menos de cara al exterior, parece liberado de la tensión que lo ha perseguido toda la temporada. «El parón nos ha sentado bien», concluyó.

'Cuco' se ha desembarazado de las malas vibraciones que generaban el mal juego del equipo, las bajas y las lesiones, el pobre estado de forma de algunos jugadores y, por supuesto, sus experimentos con las alineaciones. Ayer confirmó su propósito de explotar una fórmula que inesperadamente dio resultado en el estadio de La Cerámica. «Se trata de darle continuidad a algo que está empezando a sonar bien», explicó el técnico. «Ésa es la idea salvo motivos obligados, y ya iremos viendo cómo van los partidos».

La opción de Aduriz

Lógicamente, esa decisión concierne directamente al futuro de Aritz Aduriz, suplente en Villarreal. Sin embargo, Ziganda no aclaró si lo volverá a dejar en el banquillo ante el Dépor y repetirá con Iñaki Williams como delantero centro, posición que éste tenía cuando jugaba en el Bilbao Athletic a las órdenes del navarro. De todos modos, 'Cuco' dio algunas pistas, ya que tras cubrir de elogios al ariete donostiarra, advirtió de que en las actuales circunstancias -siete partidos de Liga por delante y una lejana posibilidad de quedar séptimos, última plaza europea- ya ha llegado la hora de pensar en rotaciones. «La opción de Aritz siempre es clara», declaró. «Nos da seguridad y tranquilidad tenerle ahí, tanto de inicio como si tiene que salir luego. Es un lujo que esté disponible. Bueno, ha llevado un año duro como todos nosotros. Ha jugado muchísimo y ahora está tratando de descansar un poco más».

18ª posición ocupa el Dépor en la table. Con 23 puntos, a ocho de la salvación, ha encajado 63 goles y ha marcado 29

«Ya sabéis cómo es, un tío peleón que no se da por vencido. Todos los días quiere jugar», dijo Ziganda sobre Aduriz

Según Ziganda, el protagonismo actual de Williams no obedece a otra cosa que a toda la carga física que Aduriz «lleva sobre las piernas» en esta campaña. «Pero cuento con él -reiteró el técnico-. Porque ya sabéis cómo es, un tío peleón que no se da por vencido. Todos los días quiere jugar y demostrarlo entrenando».

«Encaramos el partido del Athletic con ambición»

Clarence Seedorf aseguró que está centrado en lo que haga su equipo en el partido con el Athletic esta noche en San Mamés, un duelo que su grupo encara «con ambición». «No pienso en el Levante -equipo que marca la permanencia y que saca 8 puntos a los gallegos-, sino en el Deportivo. Después ya veremos lo que pasa en los demás campos», comentó el preparador del conjunto blanquiazul, que no depende de sí mismo para continuar en Primera División. El holandés ganó su primer partido como entrenador del Deportivo el pasado fin de semana después de ocho encuentros y su equipo rompió, además, una serie de quince jornadas sin vencer. Y hoy pisará La Catedral: «El Athletic, en casa, se siente peligroso», dijo y lo razonó: «Para el visitante siempre es difícil jugar en Bilbao». Eso sí, precisó que a su escuadra no le faltará «ambición».

Dio la impresión ayer que el navarro no tiene intención de complicarse la vida en el último tramo de la Liga, ni mucho menos hoy ante el Dépor en San Mamés. Es toda una final para los gallegos, hundidos en puestos de descenso, pero una oportunidad para los leones, que pueden apuntalar su imagen. «Lo que queremos es jugar bien, ganar, estar luchando hasta el final -repitió 'Cuco'-. Que se vea que lo que dice el equipo es verdad y que nos lo creemos. Nos ha costado muchísimo, pero no vamos a dejar de intentar jugar bien y de pelear por una plaza (europea) que está muy complicada».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos