Ziganda convoca a Laporte a la espera de que el City pague ya

La ofensiva del líder de la Premier por el central rojiblanco ha eclipsado esta semana el derbi de esta noche ante el Eibar

El Manchester City se ha colado como actor protagonista en el derbi que afrontan esta noche el Athletic y el Eibar en San Mamés (21.00 horas). En un duelo en el que los armeros someterán al equipo de Ziganda a un test de calidad para valorar la mejoría en los últimos encuentros, Ibaigane y el entorno rojiblanco viven más pendientes del club ‘citizen’ y el momento en el que ejecutará el pago de la cláusula de Aymeric Laporte que de la visita de los hombres de Mendilibar a San Mamés. El mercado de invierno ha golpeado con crudeza al Athletic, poco acostumbrado al ajetreo de nombres propios, renovaciones y cláusulas al que se ha visto abocado en la última semana. Y mientras el Eibar ha preparado con mimo el partido, en el Athletic las sensaciones han pasado del orgullo por cerrar con éxito la renovación de Kepa al desconcierto por la ofensiva total que el poderoso Manchester City ha lanzado por segunda vez -y definitiva- sobre Laporte, tras la petición de Pep Guardiola de su fichaje.

Pese a la situación de tensa espera que se vive en el club rojiblanco, José Ángel Ziganda tejió ayer en Lezama un mensaje de normalidad. El técnico de Larrainzar dejó claro que «contamos con Aymeric porque va a entrenar con nosotros y está disponible», y al ser insistido sobre su más que posible marcha al fútbol inglés, volvió a repetir que «contamos con él. Hemos hablado y está tranquilo. Me ha dicho que entrena, así que adelante, disponible (para el partido). No me ha dicho que se va a ir, y sigo sin mentir».

Más información

Ayer no hubo movimientos desde Inglaterra, por lo que todo apunta a que los emisarios del líder de la Premier podrían desembolsar hoy los 65 millones de euros de la cláusula del central de Agen para evitar riesgos como que Laporte sea titular frente al Eibar, aunque el City mantiene un margen de tiempo, puesto que el mercado de fichajes se cerrará el miércoles por la noche.

Lo cierto es que, pese a su baño de normalidad, Ziganda no ocultó la realidad al reconocer que «sabemos que en esta ventana suele haber ‘trasvases’. En nuestro caso es más fácil que se vayan que vengan. No nos podemos engañar de cómo se mueve el futbol y aceptar las circunstancias. Y no perder el rumbo ni los objetivos. Primero vamos a entrenar, y luego van a jugar los que estén mejor preparados físicamente y mentalmente», declaró el ‘Cuco’, que no cerró la puerta a cambios de última hora en el grupo contra el Eibar en el caso de que Laporte deje de ser hoy jugador del Athletic. «Hay que esperar. Se pueden dar situaciones, y está claro que vamos a salir con once. Y en la plantilla va a haber cuatro centrales», deslizó el técnico, que en este sentido declaró no estar arrependido «de haber dejado marchar a Bóveda», que podría paliar la ausencia de Laporte al haber jugado como central en algunos partidos, «porque es un tipo increíble y era una gran oportunidad para él».

«Dar un paso más»

Así que mientras en Ibaigane se contiene el aliento a la espera de noticias del City y ya se otea el horizonte más cercano en busca de posibles alternativas de calidad ante la inminente despedida de Aymeric Laporte -el nombre de Iñigo Martínez se subraya como el número uno de la lista de la compra del Athletic-, en San Mamés hay una cita importante para seguir pensando en ascender hacia la zona noble de la tabla. Ziganda recalcó en este punto la importancia de «reafirmar las sensaciones en casa y reencontrarnos con la victoria. Y dar un paso más. Esa es nuestra aspiración siendo conscientes de que el Eibar es un gran rival que nos va a poner muchas dificultades». No será el único rival dispuesto hoy a complicar las cosas al Athletic. Para su pesar, el Manchester City también juega su partido en Bilbao, el del fichaje de Aymeric Laporte. Y no acostumbra a perder.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos