Ziganda: «El presidente no descubre nada nuevo, los contratos valen lo que valen»

Ziganda, en Lezama./Jordi Alemany
Ziganda, en Lezama. / Jordi Alemany

El técnico rojiblanco da por buenas las reflexiones de Urrutia y acota que «vamos de la mano en todo lo que significa el club»

Robert Basic
ROBERT BASIC

José Ángel Ziganda ha ofrecido su perfil más institucional a la hora de interpretar el discurso de Josu Urrutia, quien en su comparecencia del viernes habló del carácter imprevisible del fútbol y de las decisiones que se toman en el marco de una relación reglada y acordada, con una fecha de caducidad pactada y que pese a la duración formulada puede ser modificada o eliminada en cualquier momento. «Tener contrato no garantiza la continuidad», avisó el presidente del Athletic y depositó el mensaje en el buzón del entrenador navarro. 'Cuco' lo ha recogido con elegancia y lo ha leído en clave de responsabilidad y en su papel de 'hombre de la casa', sin discutir ni una sola palabra de la intervención del deustoarra. «Siempre estoy de acuerdo con lo que dice Josu. Vamos de la mano en todo lo que significa el club», ha expresó el sábado en Lezama, donde el equipo se ha entrenado a puerta cerrada para preparar el partido del lunes contra el Villarreal. «No descubre nada nuevo (el presidente), los contratos valen lo que valen», ha deslizado el todavía técnico de la primera plantilla.

Ziganda sabe que apura sus últimos meses en el banquillo de San Mamés y quiere hacerlo con solvencia y dignidad, sin dejar de pelear por cada punto sin importarle su valor matemático. Evidentemente, no está autorizado a ir más allá en sus comparecencias y gestiona como puede una situación complicada e incómoda, nada fácil de llevar ni de digerir. Cuando se le ha preguntado directamente por su futuro y por si conservará su cargo, 'Cuco' ha optado por esquivar la cuestión y llevarla al terreno de los sentimientos y el compromiso. «No lo pienso», ha respondido diplomático. «Quedan muchos partidos importantes a nivel personal y colectivo. El equipo es comprometido y responsable y sabe lo que significa el club. No nos dejaremos ir, pelearemos y lo intentaremos. Intentaremos jugar bien. La clasificación no es la que quisiéramos, pero cuando transmitimos la gente responde», ha manifestado en referencia a la afición.

Lejos de respaldar a un técnico muy tocado y cuestionado, incapaz de conectar con la plantilla y la grada, Urrutia habló de las reglas que rigen en el mundo del fútbol y que son aplicables a cualquiera que habita en él, Ziganda incluido. ¿Echó de menos un mensaje de apoyo en la intervención de su presidente? ¿Lo esperaba? De nuevo, el navarro se ha alineado con las tesis del deustoarra y ha validado sus reflexiones, siempre en su papel de 'hombre de la casa'. «Josu quiere lo mejor para el club y eso es lo más importante. Mira por sus intereses, al igual que yo. Lo tengo clarísmo», ha subrayado 'Cuco', consciente de que la aventura que deseaba emprender durante tantísimo años está llegando a su fin. ¿Ha merecido la pena? «Merece la pena», ha matizado. «Vamos a esperar a los partidos y ver cómo se desarrollan. Si sale bien y ganamos, entonces se disfruta. ¿Si merece la pena? Seguro».

Salvo Yeray, todos disponibles

Y lo que pretende 'Cuco' es disfrutar en Villarreal. Hacerlo ya. Sabe que al Athletic le aguarda un compromiso muy complicado y en un campo en el que lleva más de 14 años sin ganar, pero se frota las manos pensando en lo que supondría sacar los tres puntos en el Estadio de la Cerámica. «Nuestra obligación es intentarlo y no dar el brazo a torcer. Saldrá bien o mal, pero no dejaremos de luchar hasta el final. Mientras las matemáticas lo permitan iremos a por ello», ha declarado sobre la utópica persecución europea. Se ha felicitado el navarro por disponer «por primera vez y en mucho tiempo» de todos sus hombres, aunque todavía no arriesgará con Yeray. Hasta ha avanzado que tiene pensado activar a Muniain. «Esperemos que pueda jugar unos minutos».

Ziganda intuye que el Villarreal «está dolido» por su derrota en Málaga porque «no se lo esperaba» y ha augurado una salida «fuerte» del 'submarino amarillo'. «Estarán muy metidos y con ganas. Pero nosotros no vamos a regalar nada a nadie y lucharemos por acabar lo más arriba posible». Es el legado que quiere dejar 'Cuco', el hombre cuyo sueño de entrenar al Athletic ha mutado poco a poco e inexorablemente en pesadilla. A pesar de ello, según dice, todo ha merecido la pena. Hasta el último minuto. «Seguro».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos