Fútbol

El Athletic progresa adecuadamente

Beñat presiona a un contrario.
Beñat presiona a un contrario. / Juan Echeverria

El Athletic suma el primer triunfo de la era 'Cuco' ante el Sion en un amistoso con ritmo y mejor rendimiento defensivo

JUANMA MALLOEnviado especial

El Athletic de José Ángel Ziganda ya disfruta de su primera victoria en el palmarés. La consiguió ayer en el amistoso de Lens frente a un Sion que ya llevaba cinco partidos en su mochila, que comienza la liga en una semana y que competirá en la tercera previa de Europa League, al igual que los rojiblancos. No se notó la diferencia de preparación. Los de 'Cuco' metieron ritmo al partido -empleó un 'once' distinto en cada tiempo-, robaron balones arriba con su presión, mostraron una mejoría en la estrategia defensiva -se nota el intenso y detallado trabajo en los entrenamientos- y varios jugadores de futuro, como Aketxe y Córdoba, por ejemplo, ofrecieron detalles que hacen pensar en un buen porvenir para esta escuadra. A menos de 15 días para la hora H, la que marca el duelo en Bucarest contra el Dinamo, el proyecto del preparador de Larrainzar progresa adecuadamente. Eso sí, hay que esperar a conocer el alcance de la lesión de Laporte, que se retiró con una sobrecarga en los isquiotibiales de la pierna izquierda.

0 Sion

Mitryushkin; Zverotic, Cümart, Ricardo; Adao (Milosavljevic, m.46); Lüchinger (Maceiras, m.72), Karlen (Toma, m.57), Constant (Bertelli, m.77), Dimarco (Follonier, m.79); Konate (Pinga, m.77) y Schneuwly (Cunha, m.79).

2 Athletic

Herrerín; Lekue, San José, Laporte (Etxeita, m.30), De Marcos; Beñat, Vesga; Susaeta, Aketxe, Sabin; y Aduriz. En la segunda parte, Ziganda cambió el once y salieron al campo Unai Simón; Bóveda, Núñez, Etxeita, Balenziaga; Eraso, Iturraspe, Unai López, Raúl García (Muniain, m.68), Córdoba y Villalibre.

Goles
0-1, m.38: Zverovic, en propia puerta. 0-2, m.52: Raúl García.
Árbitro
Fueron amonestados Mlosavljevic, del Sion, y San José y Córdoba, del Athletic.
Incidencias
Partido disputado en el Stade Christ-Roi, de Lens (Suiza), ante unos 1.600 espectadores, según datos del Athletic. Los jugadores del Sion salieron al terreno de juego con una camiseta de apoyo a Yeray, el jugador del Athletic que se recupera de un cáncer testicular del que recayó hace un mes, en la que se podía leer 'Aurrera Yeray ! ('Adelante Yeray!)

Parece que Ziganda tiene en su libreta apuntado, salvo algunos retoques, el 'once' que plantará el próximo jueves 27 en el césped del Arena Nacional de Bucarest. Mantuvo en la alineación a siete hombres que partieron de titulares el miércoles en el amanecer de la pretemporada frente al Basilea. A saber: Iago Herrerín en la portería; Laporte, en el centro de la defensa; Lekue cambió la banda derecha por la izquierda; Vesga y Beñat, de nuevo en el corazón del equipo; Sabin, que también basculó al lado zurdo; y Aduriz, en punta. De este modo, surgió la novedad de San José como central, una buena opción para sacar el balón jugado desde atrás, el regreso al lugar donde se forjó como futbolista. Y aparecieron un más que destacado Aketxe en la mediapunta y De Marcos y Susaeta por la derecha. El navarro ya ha perfilado su equipo ideal para estos primeros pasos del ejercicio a falta de la recuperación de Yeray -los jugadores del Sion salieron con una camiseta en su apoyo-, y el regreso de Kepa y Williams.

Con esta alineación sobre el césped suizo de Lens, el mismo recinto del miércoles, el Athletic contó con más presencia sobre el césped ante un Sion ramplón, que ni siquiera presionaba la salida de la pelota, inferior en calidad al Basilea. Con más rodaje, no demostraron los helvéticos esa teórica superioridad física, salvo en el arreón final de la primera mitad, ya con el marcador en contra. Los vizcaínos, en el minuto 5, se plantaron en el área rival. Como frente al campeón suizo, volvió a funcionar la conexión Lekue-Sabin. El de Urduliz, dispuesto a dar ese paso adelante que se le reclama, remató fuera de cabeza.

Momentos de Aketxe

Mientras tanto, en la banda, Ziganda mantenía esa espíritu intenso, con mensajes a su tropa. «Ayme, Ayme -en referencia a Laporte, el 14, el 14». «Beñat, ahí, ahí». En el minuto 12, el Sion disparó por primera vez. A partir de ahí, el cuadro vizcaíno acumuló ocasiones, casi siempre con mediación de Aketxe. O bien trataba de terminar la jugada con un disparo o imaginaba una asistencia, como veía un hueco por el que meter la pelota en el área rival. Se le ve implicado, a gusto, en la posición de mediapunta al de Romo. Aunque una de las mejores oportunidades se la fabricó Sabin con un robo. Sin embargo, le faltó la puntería del estreno: la tiró a las manos del portero. Aduriz, de cabeza, una falta de Aketxe... Todo eran buenas noticias para el Athletic hasta que se produjo la lesión de Laporte. Poco después, Vesga robó la pelota cerca del área rival, se la pasó a Aduriz, quien centró para buscar a Sabin. No obstante, Karlen interceptó el pase, pero el montenegrino Zverotic lo incrustó en la portería de Mitryuskhin. Un autogol para inaugurar el marcador.

Los jugadores del Sion, con la camiseta de apoyo a Yeray. / Juan Echeverria

Despertó el Sion. También producto de que el descanso estaba cerca y los de Ziganda aún carecen del fondo necesario para aguantar tanto tiempo al máximo, pero habían dado velocidad al duelo. Herrerín se lució en un saque de falta, a continuación atajó bien un tiro de Konate y se apreció una mejoría vizcaína en la defensa de la estrategia. Emplea Ziganda el marcaje en zona, una técnica que había practicado con intensidad el jueves y el viernes, después de que dos desajustes derivaran en la derrota del miércoles ante el Basilea. Ayer no hubo sobresaltos. Lección encaminada.

El Athletic saltó al campo con un nuevo equipo en la segunda parte. Solo se mantuvo Etxeita, sustituto del central francés. Y volvió a destacar Iturraspe en el centro del campo, el poderío defensivo de Núñez -cómo manda atrás-, el descaro de Córdoba, quien firmó una nueva asistencia de gol... Habían pasado ocho minutos y Villalibre robó una pelota, se la dejó al extremo zurdo y Raúl García anotó. Continuó la superioridad rojiblanca, que incluso pudieron anotar una diana más. Por ejemplo, un posible penalti a Muniain. Pero el colegiado miró para otro lado en un duelo que terminó con una sonrisa para Ziganda: ve que su proyecto progresa adecuadamente.

Fotos

Vídeos