Athletic - Málaga

Ziganda: «No tenemos que renunciar a nada»

Ziganda: «No tenemos que renunciar a nada»

El técnico rojiblanco aún confía en remontar el vuelo en la Liga y meterse en Europa: «No perdemos la fe»

ROBERT BASIC

José Ángel Ziganda mira la clasificación y lo hace con optimismo, con fe. Ni se le pasa por la cabeza sacar la bandera blanca y descabalgarse de la carrera por Europa, que aparece muy lejos en el horizonte. Pero él la ve y piensa ir a por ella. Con todo, sin guardarse nada. Poco le importa que esté a 10 puntos y que su Athletic sigue sin fútbol y con el pulso débil, apenas perceptible, porque está convencido de que los rojiblancos llegarán a tiempo, o al menos que se dejarán la vida en ello. «No tenemos que renunciar a nada. Estamos en febrero y quedan puntos. Existen objetivos individuales y colectivos y no perdemos la fe ni la ilusión de mejorar», ha comentado el navarro este sábado en Lezama, donde el equipo ha realizado la última sesión de trabajo antes del partido del domingo contra el Málaga.

Los rojiblancos encadenan seis jornadas sin ganar -cuatro empates y dos derrotas- y ahora reciben al colista, que agoniza en el fondo de la tabla y busca coger un poco de aire en San Mamés. 'Cuco' entiende que es una magnífica ocasión para recuperar las sensaciones perdidas, ganar y conectar con los objetivos planteados en verano y asumidos como innegociables. «El choque ante el Málaga es importante para coger confianza y afrontar con más alegría los compromisos que vienen. Una victoria nos daría un impulso anímico y de puntos», ha subrayado el técnico, decidido a luchar por una meta cada vez más complicada y hoy por hoy fuera del alcance de sus hombres. Aun así, el navarro cree, o eso traslada ante los micrófonos y las cámaras, en levantar el vuelo en cualquier momento y disfrutar por fin de una experiencia que imaginaba diferente, más sabrosa y menos amarga.

El Málaga, «compacto y sólido»

El técnico rojiblanco ha reconocido que le hubiera gustado que las cosas se «desarrollaran de otra manera», aunque ha alabado el compromiso del grupo y ha expresado su convicción en un futuro mejor. Para ello necesita superar al Málaga, un rival «compacto y sólido» y que plantea duelos «cerrados», levantar el estado de ánimo e ir con otros aires a por el Valencia y el Sevilla. «Tres partidos en siete días», ha subrayado, consciente que de fijarán su rumbo en la Liga y le dirán hacia dónde podrá mirar. Él mantiene la vista clavada en los puestos delanteros, pero hará falta algo más -o bastante más- para hacerlos suyos.

De momento, y de cara al encuentro contra los malacitanos, no podrá contar con el lesionado Mikel Rico y se verá obligado a retocar de nuevo a un centro del campo que no termina de producir fútbol ni de ofrecer soluciones creativas. Encima el medio de Arrigorriaga estará fuera al menos tres semanas y 'Cuco' deberá buscar un acompañante para Iturraspe, quien tampoco acaba de parecerse al jugador que alguna vez fue. Ziganda ha admitido que el Athletic suspende en eficacia y que le cuesta un mundo marcar. «Tenemos problemas para hacer gol y ocasiones. A ver si ante el Málaga generamos situaciones (de peligro)», ha manifestado el navarro, quien espera contar con el 'tocado' Aduriz y también con Iñigo, recuperado del golpe sufrido en el Wanda Metropolitano.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos