Athletic

Ziganda y la búsqueda de la perfección: «Aún no hemos hecho un partido redondo»

Ziganda y la búsqueda de la perfección: «Aún no hemos hecho un partido redondo»

El técnico del Athletic reitera su deseo de «ganar y divertir a la gente con cosas estimulantes»

ROBERT BASIC

José Ángel Ziganda distingue a la perfección entre un buen resultado y un fútbol aún en fase de desarrollo. Lo expone con naturalidad y confiesa que su objetivo no es solo ganar, que también, sino hacerlo además de una forma solvente y atractiva. Es decir, pretende -y en ello está- que su Athletic sume de tres en tres jugando bien y ofrezca espectáculo a sus seguidores. «Aspiro a más», manifestó ayer en Lezama, donde los rojiblancos se entrenaron por última vez antes del derbi de esta tarde contra el Eibar en Ipurua. «El objetivo es ganar y que la gente disfrute viendo cosas estimulantes», definió su hoja de ruta el navarro, quien confirmó el alta médica de Raúl García, ya recuperado de su proceso gripal.

Redondear la semana con una victoria en el feudo vecino sería una magnífica noticia para el equipo, que viene de meterse en la fase de grupos de la Europa League y ahora solo tiene ojos para la Liga. Irse al parón con cuatro puntos daría al vestuario mucha calma y alimentaría su confianza, ingrediente básico en la dieta de cualquier futbolista. Eso sí, el Athletic sabe que deberá sudar el triunfo ante un conjunto armero que no regalará ni un milímetro de su césped y que es un bloque esculpido en mármol. «Es el estilo Eibar, el estilo Mendi», elogió a su rival ‘Cuco’. «Meten mucho ritmo a los partidos, siempre atacan y juegan en el campo contrario. Además del ingrediente derbi, que es una motivación, hablamos de un equipo que se va hacia adelante. ¿Diferencias con respecto al año pasado? No les veo. Aunque cambien los números, si no supiéramos los nombres que vienen en las camisetas pensaríamos que son los mismos del curso anterior».

«Aspiro a más»

Ziganda avanzó que seguirá con las rotaciones porque necesita mantener la frescura en el equipo. Habrá cambios en el once y vendrán bien porque, según subrayó, «el Eibar no te da ni un respiro». Afirmó en este sentido que la Europa League condiciona el calendario y resta tiempo a la preparación, «pero estamos encantados de que así sea». Y añadió: «Hay que fijarse en el próximo partido y poner la velocidad de crucero». El técnico intuye una dura batalla ante un rival entrenado por un hombre al que respeta y admira. «Mendi (José Luis Mendilibar) es de aquí, nos conoce de sobra y se identifica con esta filosofía. Sé cómo es y cómo piensa. Es gente sana, noble, que hace todo lo que puede», le alabó el navarro.

Más información

Cuando se preguntó por la relación existente entre los resultados obtenidos hasta ahora -sobre todo en Europa- y el juego desplegado por sus hombres, el técnico rojiblanco se tomó unos segundos y entonces simplemente fue sincero. «Soy bastante especial en este sentido porque me gusta hacer las cosas muy bien. Pocas veces tengo la sensación de que hemos hecho un partido 10, pocas veces en la trayectoria que llevo de entrenador», expuso, y entonces volvió al presente. «No hemos tenido un partido redondo y tampoco he tenido la sensación de decir ‘este partido lo firmo’. Aspiro a jugar muy bien al fútbol. Hay minutos contados -en referencia a los encuentros disputados hasta ahora- que me gustaría tener durante los 90. Mi objetivo como técnico, además de ganar, sería dar la sensación de que somos un equipo que saber hacer las cosas bien, que sabe tener la pelota, que sabe defender, que sabe llegar... Es lo que quiero intentar y conseguir».

El técnico alaba a Núñez y a Córdoba, pero pide «calma»

Iñigo Córdoba y Unai Núñez han tirado abajo la puerta del vestuario del primer equipo y los dos ‘cachorros’, ya leones, saben que han llegado para quedarse. Todo lo que escuchan son elogios y de ahí que José Ángel Ziganda pidiera ayer un poco de «calma» con los canteranos. «Están en una nube, con la ola a favor, arropados por la gente con experiencia y compañeros que les ayudan, pero hay que ir poco a poco con ellos. Son la novedad y solo se mira lo bueno. Cuando el tiempo pase solo se les mirarán los defectos, pero estoy muy contento con ellos», agregó el técnico, que también habló de Yeray. «Va conforme con el plan previsto. Dentro de la situación tan particular que vive va bien y sabemos que tiene la última sesión de quimio. Paciencia y tranquilidad».

Ziganda habló con mucha naturalidad de su concepto de fútbol y abordó con normalidad las fisuras que aún presenta el Athletic en su armadura, que espera cerrar a cal y canto y convertir a los rojiblancos en un bloque compacto, sólido y sobre todo operativo con el balón. «No tengo la sensación -prosiguió- de haber hecho un partido redondo ni súper. Aspiro a más. El objetivo es ganar y que la gente disfrute viendo cosas estimulantes», acotó su reflexión. Hoy es un buen día para empezar e ir acercándose a la perfección que tanto busca ‘Cuco’.

Fotos

Vídeos