Zubizarreta y la plantilla del Marsella se quejan del césped del Velodrome: «Es peligroso»

Así se encuentra el césped del Velodrome./La Provence
Así se encuentra el césped del Velodrome. / La Provence

«En lugar de jugar en dos toques tenemos que hacerlo en tres porque el terreno no lo permite», se queja la plantilla

JAVIER ORTIZ DE LAZCANOEnviado especial Marsella

El diagnóstico es unánime en el Olympique de Marsella. Tarjeta roja al césped del Velodrome. Las quejas se sucedieron tras el empate a uno del domingo ante el Nantes, un partido en el que el terreno ofreció unas pésimas prestaciones. «Un campo de patatas», lo define hoy La Provence, el periódico de mayor tirada en la ciudad. Allí jugará el Athletic este jueves la ida de los octavos de final de la Europa League.

«Es peligroso», se queja Andoni Zubizarreta, el exportero del Athletic que es director deportivo de la entidad gala. «Nos penaliza», lamentó el lateral Sarr. El segundo punta, Sanson, añadió: «En lugar de jugar en dos toques tenemos que hacerlo en tres porque el terreno no lo permite».

El problema viene de atrás, pero se agravó por el Francia 34-Italia, 17 del Seis Naciones de rugby que se jugó el 23 de febrero. «Cuando una semana antes se juega un partido de rugby no puede tener un jardín en la Liga», lamentó Payet.

Hay inquietud en el OM a unos días de la llegada del Athletic. El diseño del Velodrome tiene consecuencias negativas sobre el terreno. «La única razón que explica el estado del césped es que tiene el techo más alto de Europa (65 metros). Y en esta etapa del año, la terapia de luz que se aplica es insuficiente para hacer crecer la hierba», indica a La Provence François Brouillet, especialista en campos deportivos.

La Provence.

La hierba no se regenera

En invierno al mediodía el sol alcanza sólo la esquina norte. El frío de los tres últimos meses ha hecho el resto. La hierba no se regenera. Clubes como el Athletic afrontan este problema con las máquinas de luz que colocan encima del césped. Aquí aparece un cuestión económica que apunta al Ayuntamiento de Marsella, dueño de la infraestructura. El experto consultado por La Provence añade. «El estadio está subequipado. Hay un problema de asignación de presupuesto... Los equipos de trabajo en el Velodrome son muy competentes, saben muy bien hacer el labor, pero no pueden hacer milagros. Hay rampas de terapia de luz, pero son muy pequeñas ...».

Zubizarreta se lamenta. «Cuando hay un buen césped, uno puede desarrollar su juego y jugar rápido. Aquí estamos en un caso completamente diferente. No está a la altura de un gran club. Estoy seguro que todos los equipos que vienen a jugar contra nosotros en el Velodrome prefieren precisamente que tenemos un césped en malas condiciones. Solo queremos jugar bien al fútbol, y esto es peligroso, y no solo para los jugadores de OM».

Marsella - Athletic

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos